Después del 'brexit'

Semana ajetreada para May: las primeras negociaciones post ‘brexit’

La primera ministra británica se reunirá hoy con Merkel y mañana con Hollande

Ha advertido de la importancia de estas negociaciones para hacer del brexit un "éxito"

Brexit
Theresa May, durante la sesión semanal de preguntas al primer ministro en la Cámara de los Comunes que ha tenido lugar hoy en Londres. EFE

Esta semana, Theresa May tendrá que enfrentarse a las primeras conversaciones con la canciller alemana Angela Merkel y el presidente francés François Hollande, en una semana que comienza con la renuncia de Reino Unido a la presidencia de la Comisión Europea, prevista para la segunda mitad de 2017.

Tras participar al mediodía de hoy en la sesión semanal de preguntas en la Cámara de los Comunes y eligiendo priorizar en las negociaciones para llevar a cabo la salida de la Unión Europea, May se verá esta noche con Merkel, en lo que será su primer viaje al extranjero como primera ministra desde que asumiera el poder hace una semana.

Al día siguiente, jueves, May viajará a París para entrevistarse con el presidente Hollande, con el que ya mantuvo una conversación telefónica después de que sustituyera a Cameron al frente del ejecutivo británico.

Las comparaciones entre Merkel y May

No han tardado en realizarse comparaciones entre la primera canciller alemana y la primera ministra británica. Los parecidos son razonables, al menos en tres aspectos:
1. Ambas lideran los grandes partidos de la derecha de sus países. En las últimas elecciones federales de Alemania, la Unión Cristianodemócrata de Merkel se hizo con el 41,5% de los votos. En Reino Unido, el Partido Conservador (con Cameron a la cabeza) se hizo con 36,9%.
2. Las dos son hijas de padres muy religiosos, los dos son pastores protestantes, en una Europa en la que la población de religión protestante supone un 12% de la población europea (según datos de 2013 de The World Factbook de la CIA).
3. Ninguna de las dos tiene hijos.

Estas dos visitas, a Berlín y París, son clave para las negociaciones del brexit, ya que ambos países son determinantes en las posibles relaciones futuras con los socios europeos. Tal y como declaró May, comenzar con las reuniones en estos dos países europeos responde a su decisión de hacer de la salida de Reino Unido de la Unión Europea “un éxito”.

“No subestimo el reto de negociar nuestra salida de la Unión Europea y creo firmemente que ser capaz de hablar sincera y abiertamente sobre los asuntos a los que nos enfrentamos será una parte importante de conseguir una negociación exitosa”, explicó la primera ministra británica. “También quiero mandar un mensaje muy claro acerca de la importancia de mantener las relaciones bilaterales con nuestros socios europeos, no solo ahora, también cuando nos hayamos marchado de Unión Europea”, añadió.

Algunos de los puntos más importantes que se tratarán en los próximos días podrían ser la libertad de movimiento y la puesta en marcha del Artículo 50 del Tratado de Lisboa, que marca un plazo de dos años para la salida formal de Reino Unido de la UE.

Mientras que algunos países europeos abogan por una rápida salida de la Unión Europea por parte de Reino Unido, la canciller alemana, Angela Merkel, ha hecho un llamamiento a la paciencia. La emigración será un importante punto a tratar durante las reuniones previstas, ya que Merkel ha alertado de que si los ciudadanos europeos son sometidos a restricciones para emigrar a las islas, Reino Unido no podrá participar del mercado único europeo.

Tanto en Alemania como en Francia, los líderes de los Ejecutivos están en coyunturas complejas a nivel nacional. Hollande, tiene que enfrentarse en abril a la fuerza del la extrema derecha del Frente Nacional de Marine Le Pen que busca que Francia abandone la Unión Europea como ha hecho Reino Unido. Las elecciones federales de Alemania están previstas también en 2017, a partir de agosto.

Por otro lado, el nuevo ministro de asuntos exteriores, Boris Johnson, quien liderara la campaña a favor del brexit, ha mantenido también sus primeras conversaciones con sus homólogos europeos esta semana, en las que urgió a los socios europeos a dejar las puertas abiertas a Reino Unido y prometió que su país continuaría jugando un papel esencial en Europa aun estando fuera de la UE.

Normas