Nuevos máximos en Wall Street

Los bajistas se resisten a entregar las últimas resistencias en Europa

El Ibex se frena nuevamente en los 8.600 puntos

La Cuña del Footsie busca reanudar la proyección

El Nasdaq Composite toma el relevo del ataque al otro lado del Atlántico

trading
UNA PROYECCIÓN DEL 18%. La superación del gran Lateral del medio/largo plazo en el S&P 500 activa una proyección para los próximos meses/años que debería alcanzar los 2.525 puntos. Corresponde a la altura del citado Lateral. La conquista de los máximos históricos y la entrada en subida libre absoluta debe ratificarse a cierre mensual de julio.

Es innegable el coraje que están mostrando los bajistas en Europa, para impedir a sus adversarios el acceso a la parte superior del amplio hueco a la baja abierto tras el Brexit. Continúan luchando a brazo partido sobre las últimas resistencias a pesar de la crítica situación en la que se encuentran. Las contundentes formaciones de ataque semanales confirmadas en todos los selectivos europeos, junto a la gloriosa ruptura de los máximos históricos en Wall Street, dejan muy limitadas sus probabilidades de evitar la derrota. Los gráficos son tan claros que ya no admiten discusión. A buen seguro, el movimiento ejecutado la pasada semana por los alcistas traerá un antes y un después a las Bolsas. Es cuestión de tiempo que los toros se acaben imponiendo y cerrando el citado hueco. Sólo una catástrofe al otro lado de Atlántico podría variar la sentencia dictada por las velas.

Las duras refriegas en la sesión de ayer se desarrollaron sobre los máximos y mínimos de las últimas jornadas. Violentas idas y venidas en el pequeño Lateral de consolidación que se está formando frente a las resistencias. El golpe inicial lo dieron los toros que llegaron a superar las trincheras bajistas con firmes ascensos en torno al +1%. Rápida e intensa fue la respuesta de sus adversarios. Un inesperado contragolpe de los osos, todo hay que decirlo. Y muy serio. Los ascensos se esfumaban y daban paso a enérgicos descensos de similar proporción. Se volvían a poner a prueba los soportes del estricto corto plazo. Los alcistas no se amilanaron y volvieron a poner las cosas en su sitio. A cierre, todos los selectivos quedaron planos o con ligeras pérdidas, a excepción del Footsie que terminó en positivo. La primera batalla de la semana acabó de nuevo en tablas y pegada a resistencias.

El Ibex consiguió auparse nueve puntos por encima de los 8.600 puntos en apertura. Por momentos pareció que había llegado la hora de superar la parte inferior del Lateral desarrollado en mayo. Las tres velas Doji previas eran superadas y el ataque inicial de los toros fue más que convincente. Pero no pudo ser. Los bajistas contraatacaron con fiereza, y el selectivo español se veía obligado a defender los mínimos de los citados Doji sobre los 8.426/46 puntos. Dura y vertiginosa decepción cuando ya se cantaba la ruptura de resistencias. Pero los toros no tuvieron dudas para defender su primer nivel de control. Reaccionaron con solvencia y llevaron al Ibex de nuevo a los números verdes en el tramo final. Cerró la sesión plano con mínimo descenso del -0,08% hasta los 8.524 puntos. Trazó vela de extensas sombras en ambos extremos e inapreciable cuerpo real rojo. Es casi un cuarto Doji que vuelve a delatar la tremenda igual de fuerzas entre alcistas y bajistas. Con todo, la negativa a caer tras cuatro sesiones consolidando bajo resistencias, apunta a la superación de los 8.600/563 puntos, para intentar cerrar después el hueco del Brexit sobre los 8.885 puntos.

El kilométrico y limpio Doji trazado en el Mibtel rozó los 17.000 puntos tras la apertura. El impetuoso ataque alcista dejaba atrás con fuerza la resistencia de los 16.777 puntos, mínimos de abril. Lástima que no fuera el día en Europa, el italiano tenía ganas de romper. El posterior contragolpe bajista fue detenido sin problemas en el primer soporte de los 16.595/600 puntos. Desde allí, los toros respondieron para dejar plano al Mibtel, con inapreciable ascenso del +0,08% hasta los 16.762 puntos. Termina de nuevo pegado a la citada resistencia de los 16.777 puntos. Y ya sabemos lo que ese aguante en lo alto significa. Los toros tienen la ruptura metida entre ceja y ceja.

Enérgico fue también el arranque alcista en apertura en el Dax. Rompía con fuerza la resistencia y parte superior del Doble suelo entre los 9.498/10.112 puntos. Nada hacia presagiar que los osos tuvieran valentía y fuerzas para repeler el duro asalto inicial. El selectivo germano marcaba máximos intradía en los 10.160 puntos. Pero el intempestivo zarpazo bajista también abortó el rotundo asalto en el Dax, echando un jarro de agua fría a la euforia de los toros. Como en el resto homólogas, los toros no tuvieron problemas para recuperarse desde los primeros soportes en los 10.000 puntos. El alemán terminaba plano con inapreciable descenso del -0,04% hasta los 10.063 puntos. Trazó vela de extensas sombras en ambos extremos, más larga la superior, y pequeño cuerpo real rojo. Todo apunto a una primera penetración de las resistencias, previa a la definitiva. Pudiera ser la segunda la que cubra finalmente el hueco a la baja del Brexit sobre los 10.257 puntos.

EL FOOTSIE QUIERE MÁS. La proyección de la Cuña descendente no parece agotarse a pesar del explosivo y vertiginoso despegue. No sería descartable ver como finalmente el selectivo inglés desarrolle un nuevo impulso en busca de la parte superior del Lateral del largo plazo sobre los 6.875 puntos. ampliar foto
EL FOOTSIE QUIERE MÁS. La proyección de la Cuña descendente no parece agotarse a pesar del explosivo y vertiginoso despegue. No sería descartable ver como finalmente el selectivo inglés desarrolle un nuevo impulso en busca de la parte superior del Lateral del largo plazo sobre los 6.875 puntos.

Tampoco el Cac pudo culminar la superación de la parte alta del Lateral desarrollado en mayo sobre los 4.374 puntos, tras alcanzar en apertura los 4.408 puntos. Posteriormente, el golpe bajista le obligó a cubrir el último hueco al alza que define su primer soporte sobre los 4.335 puntos. El milimétrico contragolpe alcista desde el citado gap, evitó que los osos fueran abrieran la primera fisura. El selectivo francés cerró limitando el descenso al -0,34% hasta los 4.357 puntos. Trazó vela con pequeño cuerpo real rojo y amplias sombras en ambos extremos. Delimita como en el resto, la niveles a batir por ambos contendientes para dar continuidad o no a la Vuelta en V europea.

Misma vela y similar descenso del -0,32% en el Eurostoxx hasta los 2.949 puntos. En su caso, los toros vieron como se detenía el prometedor ataque a la parte superior del Lateral de mayo sobre los 3.003 puntos. Pero de igual forma se vieron sorprendidos por la violenta reacción de sus adversarios. Posteriormente, defendieron con gran solvencia el primer soporte sobre el último hueco al alza entre los 2.936/26 puntos. El zarpazo bajista no fue a mayores. Esto deja vigentes las opciones de ruptura de resistencias, para después ir en busca del amplio hueco del Brexit sobre los 3.030/57 puntos.

El Footsie quiere reanudar la proyección de la explosiva Cuña descendente. Ayer dejó claras sus intenciones de trazar una pequeña formación de vuelta, con el objetivo de anular el extenso y desafiante Martillo invertido dejado el pasado jueves. Trazó sólida vela verde con pequeñas sombras tras el pequeño Martillo previo. Si no logró más extensión esa figura fue por la violenta vuelta atrás de sus homólogas. A pesar de ello, cerró sesión con un firme y merecido ascenso del +0,39% hasta los 6.695 puntos. Si logra superar los 6.743 puntos, habrá pocas dudas del inicio de un nuevo impulso de la Cuña, para alcanzar la parte superior del gran Lateral de largo plazo sobre los 6.875 puntos. De momento, el escenario de ver un nuevo Pullback a la crucial resistencia superada sobre los 6.450/87 puntos se desvanece.

Ligeras alzas en Wall Street con nuevos máximos históricos en los dos grandes selectivos. Lo más relevante de la sesión fue ver como el Nasdaq Composite tomaba el relevo en el ataque, ascendiendo con más ímpetu que sus homólogas. Conseguía alejarse del importante hueco cerrado sobre los 5.007 puntos, con subida del +0,52% hasta los 5.055 puntos. Trazó sólida vela verde con mínima sombra superior. Será clave que la tecnología tire ahora con fuerza para acercarse a sus máximos históricos sobre los 5.231 puntos y complete la histórica hazaña al otro lado del Atlántico. Esto pondría muy complicado un intento de los bajistas de provocar una falsa ruptura en sus homólogas de aquí al cierre mensual. El ascenso en el S&P 500 fue del +0,24% hasta los 2.166 puntos, trazando pequeña y sólida vela verde. Por su parte, el Dow Jones consolidó posiciones sin mayores problemas y quedó plano con exiguo ascenso del +0,09% hasta los 18.533 puntos. En su caso trazó un segundo y pequeño Doji consolidativo con cierre en la mitad de la figura.

Normas
Entra en El País para participar