Crónica de los mercados

El Ibex pierde fuelle mientras los inversores se refugian en la renta fija

El índice de confianza ZEW ha trasladado pesimismo a las Bolsas europeas, que han cerrado en negativo, mientras la deuda española ha colocado letras a los tipos más bajos de su historia.

ibex 35
Una ciudadana nipona pasea delante de un monitor de cotizaciones en Tokio. AP

En un momento en el que la confianza de los inversores por la economía no goza de su mejor momento, la renta fija parece ser el único lugar atractivo en el que mantener asegurado el dinero. En medio de un escenario marcado por la incertidumbre política en España y por las tensiones de Reino Unido con la Unión Europea (UE), la deuda pública española ha vuelto hoy al mercado para brillar y revalidar un nuevo mínimo histórico. El Tesoro Público ha colocado 3.052 millones de euros en letras a tres y nueve meses ahondando en los tipos negativos y cobrando más a los inversores por emitir deuda a corto plazo.

Aunque no ha conseguido superar el máximo previsto de 3.500 millones, la colocación se ha situado en el rango medio con una demanda de 4,5 veces en el caso de las letras a tres meses y de algo más del doble en las de nueve. Pero el éxito de la subasta ha venido de la mano de los intereses, ya que, en las letras a tres meses, el interés marginal se situó en el -0,321%, por debajo del -0,138% de la emisión anterior. Por su parte, en las letras a nueve meses, el interés marginal fue del -0,206%, frente al -0,082% previo. Con esta emisión, el Tesoro pone de manifiesto su fortaleza ante la parálisis política que vive España y el resto de riesgos geopolíticos procedentes del exterior. Es por ello que hoy el interés del bono español a 10 años se ha relajado desde el 1,24% de la víspera hasta el 1,18%. Por su parte, la prima de riesgo también se ha enfriado hasta los 121 puntos básicos, cuatro menos respecto a la sesión del lunes.

IBEX 35 8.329,30 -0,32%

Sin embargo, la renta variable no ha gozado de la misma suerte. Mientras la deuda española continúa ganando confianza, la economía parece perderla en algunos países de la UE. Y es que los malos datos que ha dejado el índice ZEW alemán han caído como un jarro de agua fría para las Bolsas del Viejo Continente, que habían resistido al fallido golpe de Estado en Turquía del pasado viernes.

Así, en el mercado español, el Ibex 35 ha encarado la segunda sesión de la semana en terreno negativo. Y es que, además de las malas referencias procedentes del exterior, el FMI ha anunciado hoy una rebaja de dos décimas –hasta el 2,1%– en la previsión de crecimiento para España debido al impacto negativo derivado del voto favorable a la salida de Reino Unido de la UE. El selectivo, que además afrontaba hoy el inicio de la oleada de presentación de resultados, se ha acabado dejando un 0,46%, hasta los 8.485,2 puntos. Especial atención ha recibido Enagás, que ha sido la primera gran cotizada en rendir cuentas al mercado. Aunque los resultados han estado “muy en línea con lo esperado por los analistas”, según Link Securities, la compañía ha cerrado la sesión dejándose un 0,20%, hasta los 26,94 euros. Junto con esta, algunos de los valores que también han concluido la jornada en negativo han sido ArcelorMittal (-4,2%) y entidades bancarias como Popular (-3,27%), Bankia (-1,94%), Santander (-1,13%) o BBVA(-0,92%).

En el resto de parqués europeos, la sesión no ha sido mucho más favorable. El Mib italiano se ha dejado un 0,5%, el Dax alemán ha cedido un 0,8%, el Cac francés ha registrado una caída del 0,6% y el Footsie británico ha cerrado prácticamente plano.

En el mercado de divisas, los cambios en el euro han sido moderados y la moneda única se ha mantenido en los 1,10 dólares. De igual modo, en el mercado de materias primas los ajustes de carteras han sido poco perceptibles, especialmente en el caso del crudo. El Brent, de referencia en Europa, ha registrado un leve descenso del 0,06%, hasta los 46,93 dólares.

El ZEW alemán se hunde tras el ‘brexit’

Aunque los mercados parecen estar olvidándose del brexit y las Bolsas aguantan el tirón pese al mayor riesgo geopolítico en Europa, el sentimiento de los inversores continúa centrado en las consecuencias que podría tener la separación de Reino Unido de la Unión Europea.

Ayer, el instituto alemán ZEWpublicó los datos del indicador de confianza de la economía saldándose con un fuerte retroceso, que lo llevó a niveles de hace cuatro años. En concreto, el índice se situó en el mes de julio en los -6,8 puntos, muy por debajo de los 19,2 puntos del mes anterior, lo que lo lleva a situarse en su nivel más bajo desde noviembre de 2012. Además, también se alejó de las previsiones de los analistas recogidas por Bloomberg, que deparaban que dicho índice se situaría en los nueve puntos en este mes.

“El voto por el brexit ha sorprendido a la mayoría de los expertos en mercados financieros”, reconoció Achim Wambach, presidente del ZEW, quien atribuyó la “sustancial caída” de la confianza a la incertidumbre sobre el efecto del resultado del referéndum británico.

“En particular, las preocupaciones sobre las perspectivas para las exportaciones y la estabilidad del sistema financiero y bancario europeo probablemente lastren las proyecciones económicas”, añadió Wambach.
Asimismo, el índice apunta a un empeoramiento de la valoración de las condiciones económicas en Alemania, cuya referencia cayó 4,7 puntos en julio, hasta los 49,8 enteros, por debajo también de lo esperado por los analistas (51,8 puntos).

Normas
Entra en El País para participar