Entidades financieras

Credit Suisse, Deutsche y UBS apuntan las debilidades (y virtudes) de la banca española

Credit Suisse rebaja el precio objetivo de Santander y BBVA, Deutsche apunta con el dedo al banco que preside Francisco González y UBS hace tabla rasa y rebaja sus expectativas para todo el sector europeo. Citi, en cambio, mantiene a BBVA como uno de sus preferidos

banca
Fachada del Banco de España. EFE

Credit Suisse ha comenzado la semana con una rebaja de los dos principales bancos españoles. Santander y BBVA ha sufrido sendas recortes de precios objetivos y también de previsiones de beneficios.

El banco suizo, en informe elaborado por Andrea Unzueta, ha reducido el precio objetivo de la entidad que preside Ana Botín a 3,8 euros por acción desde los 4,55 euros anteriores, aunque le mantiene la recomendación de neutral. A BBVA se lo ha dejado en 5,19 euros por título, con una rebaja desde los 6,18 euros, también con un consejo de neutral.

BBVA es uno de los bancos más afectados por la inestabilidad en Turquía. Así lo considera el mercado, pues fue ayer el peor valor del Ibex 35%, y también Deutsche Bank, que recuerda que el banco que preside Francisco González tiene en torno al 5% de su cartera de créditos en el país y más del 10% del beneficio.

BBVA 3,89 -2,87%
SANTANDER 2,49 -3,53%

BBVA controla el 39,9% del Garanti, después de que hace justo un año cerrara la compra de un 14,9% adicional. El desembarco en la entidad se produjo el desembarco en la entidad con la adquisición de un 25% en 2011.

Turquía generó un beneficio de BBVA en el primer trimestre de 133 millones, lo que supone un incremento del 13,2% frente al registrado en el mismo periodo de un año antes. En total, aporta el 13,4% del beneficio del grupo. El riesgo, más allá de la inestabilidad política de país, está en la debilidad de la lira turca. Con todo, pese a las volatilidad del viernes, cuando la moneda turca, con una caída del 4% el viernes, hasta los 0,3002 euros por unidad, si bien ahora remonta hasta los 0,305.

UBS ha rebajado su posición de neutral a infraponderar sobre el sector bancario europeo, mientras que ha hecho lo contrario con los mercados emergentes, debido al impacto del referéndum del brexit.

La visión de los bancos de los mercados desarrollados se ha tornado en más negativa tras el referéndum. El número de empleados, en una encueta interna realizada por el propio UBS, con una visión negativa del sector se ha disparado del 7%, antes del brexit, a un 27%, después. Además, ha disminuido el número de encuestados con una visión positiva de un 43% a un 33%.

UBS considera que el brexit tendrá como consecuencia un crecimiento más lento en Europa y con tipos de interés más bajos de lo previsto.

  • Citi es positivo

Para Citi, el sector bancario en España se encuentra en “la fase final de su limpieza” que consiste en un escenario de ventas proactivas y solución de problemas que ya no versan sobre activos principales. Esta etapa, según Citi, se tratará de “la más larga” después de superar las recapitalizaciones y los problemas de calidad con sus activos.

Junto con Irlanda, España se encuentra en esa “tercera y última fase” mientras que en países como Italia, Portugal y Grecia se encuentran en los escenarios iniciales del saneamiento bancario.

En su informe, el grupo estima que a un ritmo de exclusión y venta de activos problemáticos un 50 % mayor que en 2015 Bankinter (tres años) Bankia y Sabadell (ambos cinco años) se despojarán de ellos los primeros. En el lado opuesto, Liberbank es el banco que más tardará en deshacerse de los activos tóxicos (12 años), el resto de entidades se estima que tardará de siete a diez años.

Citi remarca en su análisis que una mayor velocidad en cuanto a la venta no es una opción recomendable dada la situación de inestabilidad política originada por el brexit. El BBVA y Bankinter siguen siendo la opción preferida por Citi, mientras que sigue recomendando comprar Santander y Liberbank.

Normas
Entra en El País para participar