ERE

Indra BPO servicios, Filial del grupo Indra, despide a 400 trabajadores

El acuerdo entre empresa y representantes de los trabajadores incluye una indemnización de 30 días por año de servicio y otras medidas como una bolsa de recolocación

Indra BPO servicios, Filial del grupo Indra, despide a 400 trabajadores
Pablo Monge

Indra BPO Servicios, empresa filial del grupo Indra, ha llegado a un acuerdo con la mayor parte de la representación legal de los trabajadores sobre del plan de reestructuración en la compañía tras perder un contrato de servicios de atención al cliente con Vodafone, que contempla la extinción de hasta 400 contratos y otras medidas complementarias.

Fuentes oficiales de Indra han confirmado a Europa Press que este lunes se procedido a la firma del acuerdo con la mayoría de los representantes de los trabajadores, lo que pone fin al proceso de negociación del procedimiento de despido colectivo iniciado el pasado día 17 de junio.

Además de la extinción de hasta 400 contratos, el acuerdo incluye otras medidas complementarias como recolocaciones voluntarias, con compensaciones por la reducción salarial o traslado de centro; la creación de una bolsa de recolocación o la oferta de un plan de recolocación externo.

A este respecto, fuentes conocedoras de la negociación han añadido que la indemnización por extinción de contrato se ha fijado en 30 días por año de servicio y que, mediante la bolsa de recolocación, los empleados afectados tendrán derecho a ser nuevamente contratados por la compañía para ocupar puestos de trabajo de nueva creación en la misma.

Sobre las recolocaciones voluntarias, las fuentes señalan que incluyen compensaciones económicas para casos de diferencias salariales respecto a lo que los empleados cobraban, compensaciones para traslados de centro y garantía de recolocación preferente en nuevos proyectos, entre otros aspectos.

Esfuerzo de ambas partes

Fuentes oficiales de la compañía remarcan que tras las reuniones celebradas en estas últimas semanas, las partes han hecho “un esfuerzo” para alcanzar este acuerdo, que permitirá a Indra garantizar el equilibrio económico necesario para prestar sus servicios y ajustar su plantilla a la realidad de sus operaciones.

“Indra BPO Servicios ha abordado desde el principio esta negociación desde el más absoluto respeto a los profesionales y con la mayor voluntad de diálogo con los representantes de los trabajadores, con el fin de alcanzar la solución más adecuada para todas las partes”, subrayan.

En este sentido, añaden que “la citada situación y el actual contexto de mercado” fundamentan que Indra BPO Servicios acometa el citado plan de reestructuración con el objetivo de “garantizar el equilibrio económico necesario para prestar sus servicios y ajustar su plantilla a la realidad de sus operaciones”.

El plan incluye la amortización de los puestos de trabajo de empleados que dejarán de tener carga de trabajo y cuya tarea desaparecerá como consecuencia de la pérdida de un contrato de servicios de Customer Operations (gestión telefónica de clientes), que hace que los profesionales de la filial ocupados en exclusiva en ese contrato pierdan el 5 de agosto su carga de trabajo.

Los sindicatos informaron hace unos meses de que Vodafone había decidido resolver su relación mercantil con Indra, que consistía en servicios atención al cliente, técnica y administrativa y conceder este contrato a Marktel y Konecta.

La única solución para que no se hubiera negociado un proceso de negociación de un plan de reestructuración de la compañía, las nuevas adjudicatarias de este contrato (Marktel y Konecta) deberían haber aceptado subrogar la plantilla.

En el momento de convocar el proceso de negociación, 563 profesionales de Indra BPO Servicios trabajaban en exclusiva en relación al contrato con Vodafone, de los que 508 tenían su puesto de trabajo en España, ya que los otros 55 estaban en Tánger.

En concreto, 401 empleados trabajaban en el centro de Valencia, donde el 100% de la plantilla se encuentra adscrita al contrato. Adicionalmente, había 73 en Barcelona y 34 en Madrid que también se dedican exclusivamente a la prestación de servicios a Vodafone contemplados en el contrato.

Según fuentes conocedoras de la negociación, de los 508 profesionales en España, hasta 400 (finalmente con contrato indefinido) son los incluidos en el procedimiento de despido colectivo que la compañía ha manifestado intención de iniciar, amparado en causas productivas y organizativas.

Normas