Fracasa el golpe de Estado en Turquia

Erdogan intensifica la purga en el ejército y la justicia tras el golpe fallido

El opositor Fethullah Gülen insinúa que el golpe de Estado fallido es una maniobra de Erdogan

Manifestación de rechazo el golpe de Estado que trató de derrocar a Recep Tayyip Erdogan.
Manifestación de rechazo el golpe de Estado que trató de derrocar a Recep Tayyip Erdogan. EFE

Las autoridades turcas intensificaron este domingo la ola de detenciones en el Ejército tras el fallido golpe militar, informan medios locales, que se refieren a decenas de arrestos de generales, jueces y fiscales. “Hasta ahora se han detenido unas 6.000 personas. Habrá más detenciones”, aseveró el ministro en declaraciones a la televisión pública TRT en Ankara. Hasta ahora, las autoridades habían informado de 2.839 soldados detenidos, entre ellos decenas de generales, mientras que más de 2.700 jueces fueron destituidos.

Según la agencia de noticias Anadolu, fueron detenidos 52 militares en la base de Denizli, incluyendo un general, mientras que en la base de la OTAN de Incirlik fue detenida una docena de soldados, incluyendo otro general.

Por su parte, ocho generales de la Fuerza Área, que estaban supuestamente en una lista para ser comandantes regionales en el caso de un golpe exitoso, fueron detenidos anoche en el aeropuerto de Sabiha Gokcen, en la parte asiática de Estambul.

Desde allí fueron trasladados al departamento antiterrorista de la policía de Estambul para ser interrogados. Según la emisora de noticias NTV, en total han sido detenidos ya 34 generales del Ejército turco, todos sospechosos de estar involucrados en el golpe.

Entre los detenidos hasta ahora destacan los responsables máximos del segundo y tercer ejército, respectivamente, Erdal Öztürk y Adem Huduti.Otro de los arrestados es Akin Öztürk, excomandante de la fuerza aérea, que iba a ser supuestamente el nuevo jefe del Estado Mayor en caso de prosperar el golpe, asegura la prensa.

El propio Öztürk ha negado en los primeros interrogatorios cualquier implicación en el golpe, informó hoy la emisora CNNTürk. Los otros militares detenidos, en total casi 3.000 hasta el momento, empezaron a ser interrogados hoy por la policía.

Varios soldados rasos, que estaban haciendo el servicio militar obligatorio en el momento del golpe, aseguraron que no sabían nada de un levantamiento militar. Indicaron que fueron llamados a salir de los cuarteles en lo que pensaban iba a ser un ejercicio militar.

Por otra parte, la agencia de noticias privada Dogan informa de que en el centro y sur del país fueron detenidos hoy un total 136 jueces y fiscales. Ayer se había anunciado el despido de unos 2.700 del estimado total de 15.000 jueces de Turquía.

La fiscalía de Ankara, que dirige las investigaciones, los acusa de estar relacionados con la red del predicador conservador Fethullah Gülen, exiliado en Estados Unidos y al que el Gobierno culpa de estar detrás del golpe.

El propio Gülen ha rechazado categóricamente ser responsable de la intentona golpista y ha insinuado que ésta podría haber sido organizada por el propio presidente del país, Recep Tayyip Erdogan. Éste exigió anoche de Estados Unidos la detención y extradición de Gülen a Turquía.

Normas