Transparencia

La homeopatía invierte en prestigio

La homeopatía invierte en prestigio

Farmaindustria, la patronal española del sector farmacéutico, ha tomado este año una medida sin precedentes en la industria. El organismo aprobó en primavera un código de transparencia en virtud del cual sus miembros debieron publicar el 30 de junio el dinero que destinan a las llamadas transferencias de valor a profesionales y organizaciones sanitarias, esto es, los pagos a médicos y organizaciones profesionales.

Gracias a este esfuerzo informativo, al que por otra parte muchas empresas han contribuido presentando sus datos en formatos que dificultan su tratamiento, se ha sabido que la industria dedicó 496 millones de euros en 2015 a diversas actividades. En el caso de los doctores, esa cantidad se dedicó al abono de inscripciones, viajes y alojamientos para que asistan a congresos, así como a contratos de investigación u otras colaboraciones que vinculan a los profesionales con la empresa. Y en cuanto a las sociedades, las donaciones recibidas irían destinadas a reuniones científicas.

La propia definición del mencionado código de conducta de Farmaindustria, colgado en el sitio web de la patronal, especifica que el mismo pretende lograr que “la información proporcionada en el marco de la promoción de los medicamentos de prescripción es completa, inmediata y veraz”. El término medicamentos de prescripción, pues, exime a los laboratorios dedicados a la homeopatía de tener que aportar los datos requeridos al resto de la industria, en tanto a que sus productos no entran dentro de esa categoría. Se estima que este negocio mueve unos 60 millones de euros solo en España.

  • Un ejercicio voluntario

Pese a ello, Boiron Sociedad Ibérica de Homeopatía, la filial española del gigante francés, decidió sumarse a la iniciativa y difundir la misma información que el resto de socios de Farmaindustria. No han hecho lo mismo, en cambio, Ibérica de Homeopatía o Laboratorios Heel, firma esta última consagrada a la medicina biorreguladora, que la propia empresa define como “un concepto médico que representa un puente entre la homeopatía y la medicina convencional”. Tampoco aporta datos de transparencia DHU Ibérica, perteneciente al grupo alemán del mismo nombre y uno de los principales operadores del mercado español de la homeopatía. Las mencionadas compañías son también socias de la patronal Farmaindustria, pero al no estar obligadas a publicar los datos que sí deben difundir sus colegas, han optado por no hacerlo.

La industria farmacéutica se esfuerza en combatir la opacidad

La decisión de la patronal farmacéutica de ganar en transparencia es firme. El Código de Buenas Prácticas de la Industria Farmacéutica de 2014 recoge sanciones para quien no cumpla la autorregulación impuesta por el sector. Tanto es así que Farmaindustria ya advirtió que multaría con hasta 360.000 euros o incluso expulsaría a los laboratorios que no publiquen los pagos que realizan a los médicos y organizaciones profesionales antes del 30 de junio, plazo que se anunció hace meses.

Toda esa información, además, debe figurar en la web corporativa de cada laboratorio, de forma que cualquiera pueda acceder a la información. La normativa obliga a mostrar este año los pagos realizados en 2015, y a partir de 2018 deberán además desglosarlos.

Boiron es, pues, la única firma homeopática que da la cara. Según las cifras que ha colgado en su web, sería responsable de medio millón de los mencionados 496 que suma todo el sector. Una suma que se queda corta si se compara con las aportadas, por ejemplo, por Laboratorios Rovi (10,44 millones de euros), Grifols (9,5 millones) o Almirall (seis millones), cifras todas estas que incluyen las llamadas ayudas a la investigación.

Más concretamente, Boiron dedicó en 2015 hasta 261.191 euros en cuotas de inscripción, desplazamiento y alojamiento, honorarios y otros gastos relacionados acordados contractualmente para la prestación de servicios de profesionales médicos.

  • Formación y venta

A esta cifra se suman otros 164.131 euros aportados a organizaciones médicas, entre donaciones, patrocinios y colaboraciones y honorarios. Las mayores sumas, que superan los 15.000 euros, fueron destinadas a la Fundación Empresa Universidad de Zaragoza (17.839 euros), la Fundación Aldebarán para la Investigación Biomédica (18.877,49 euros), la Fundación Semergen (24.136 euros) y el Centro de Estudio y Desarrollo de la Homeopatía (67.128 euros). Eso hace un total de 425.322 euros, a los que hay que sumar 120.147 en concepto de investigación y desarrollo.

Entre las organizaciones apoyadas por Boiron se cuentan la Facultad de Farmacia de Sevilla y la Universidad Miguel Hernández de Elche, dos de los centros que cuentan con estudios relacionados con la homeopatía. También aportan fondos a los colegios oficiales de farmacéuticos de Madrid y Barcelona.

Normas