Industria farmacéutica

Los laboratorios pagaron 496 millones al sector médico en 2015

Las compañías desembolsaron 207 millones en ayudas y remuneraciones a médicos en 2015

Otros 190 millones fueron a contratos con organizaciones y profesionales para proyectos de I+D

Antoni Esteve, presidente de Farmaindustria.
Antoni Esteve, presidente de Farmaindustria.

La industria farmacéutica pagó 496 millones de euros al sector médico en España en 2015, según informa este viernes la patronal Farmaindustria. Estos desembolsos monetarios o en especio, conocidos como “transferencia de valor”, van dirigidos tanto a profesionales como organizaciones sanitarias en actividades formativas, reuniones financieras, prestación de servicios y donaciones. Es la primera vez que las empresas farmacéuticas ofrecen estos datos en España, obligados por el código de buenas prácticas aprobado en 2014.

Solo las 10 compañías más grandes del sector desembolsaron más de 205 millones de los 496 totales. 

En el caso de los médicos, sin incluir organizaciones, la industria invirtió 207 millones, 119 millones de euros en ayudas para que profesionales sanitarios pudieran acudir a actividades científicas y reuniones profesionales, además empleó 88 millones de euros en retribuciones por servicios profesionales.

En 2015, la industria farmacéutica asentada en España invirtió, aproximadamente, 190 millones en contratos con organizaciones y profesionales para proyectos de I+D. En ayudas para que profesionales sanitarios pudieran acudir a actividades científicas y reuniones profesionales contribuyó con 119 millones en ayudas como cuotas de inscripción, desplazamiento y alojamiento. Además, otros 66 millones se destinaron a organizaciones sanitarias para este tipo de eventos, incluidos los patrocinios.

Durante el 27 y el 30 de junio, las 190 empresas de Farmaindustria o adheridas a su código ético han publicado en sus webs esta información. Lo han hecho en cuatro apartados: actividades formativas y reuniones científicas, donde gran parte de la información esta individualizada con nombre y apellidos de los profesionales y los nombres de todas las organizaciones beneficiadas; prestación de servicios (que incluyen honorarios); donaciones para las instituciones; y lo aportado en investigación (sin aclarar a qué organismo o médico va destinado).

En el caso de prestación de servicios, que engloba honorarios y otros gastos, la industria remuneró a médicos con 88 millones. En este mismo campo, ayudó a las organizaciones sanitarias con 33 millones.

“Toda la industria y todos los profesionales sanitarios queremos que el valor de nuestra colaboración se conozca, y estoy convencido de que esta iniciativa contribuye a ello”, señala Antoni Esteve, presidente de Farmaindustria. “Es pionera, no tiene precedentes en otros sectores privados y está en línea con las crecientes expectativas de la sociedad en materia de transparencia. Sin duda, reforzará la confianza de la población, y especialmente de los pacientes”, añade.

A los 496 millones hay que sumar los 9,5 millones destinados por Grifols, que no pertenece a Farmaindustria ni se adhiere al código ético español. La cotizada catalana en el Ibex 35 informó de sus cifras este lunes.

Formación

Según la patronal, más del 70% de las actividades científicas y los congresos y reuniones profesionales para los que la industria destina ayudas, ya sea a profesionales u organizaciones, son eventos de terceros organizados por entidades científicas acreditadas y de reconocido prestigio, como es el caso de las sociedades científicas, lo que garantiza el rigor, la independencia y el interés científico de estas actividades, que cuentan siempre con un programa elaborado por comités científicos independientes. “La labor que en este ámbito desarrollan las sociedades contribuye a que los médicos españoles ostenten un nivel de excelencia que ha sido reconocido tanto a nivel nacional como internacional y a que desempeñen una actividad asistencial que es altamente valorada por los ciudadanos”, justifica desde Farmaindustria en un comunicado.

La patronal exlica que casi el 95% de las ayudas que destina la industria farmacéutica en España a profesionales sanitarios se ofrece a médicos, alrededor de 177.665 facultativos haciendo labores asistenciales, según datos oficiales del INE de 2014, y un gran número de ellos se benefician de estas actividades científicas apoyadas por la industria. “Cabe destacar que sólo la inscripción media a un congreso científico de ámbito nacional es de 600-700 euros, cantidad que puede verse incrementada si la reunión es de carácter internacional”, añade el comunicado.

Los datos de la industria indican que alrededor de 9.000 profesiones acudieron a llos congresos de atención primaria, 3.400 a los de cardiología o 1.500 a oncología. En el congreso europeo de oncología (ESMO) se calcula que acudieron alrededor de 1.500 médicos españoles en 2014.

Prestación de servicios

Los 88 millones destinados a prestación de servicios, son reconocidos como de asesoramiento o consultoría, por ejemplo en ponencias en reuniones o realización de informes, que en todo caso implican el abono de una remuneración y, en su caso, los gastos de desplazamiento y manutención. “Estas actividades permiten a la industria farmacéutica conocer el comportamiento en la práctica clínica de los medicamentos, una experiencia que sólo atesoran los profesionales sanitarios”, apuntan desde la patronal.

Apuesta por la I+D

Este sector es altamente dependientes de las innovaciones terapéuticas, por lo que realiza fuertes inversiones en I+D. En 2015 fue 1.004 millones, un 5,2% más que el año anterior. De esta cantidad, el 41% (410 millones) se destinó a contratos de investigación extramuros, fundamentalmente con el ámbito público (centros de investigación, hospitales, universidades y otros organismos).

El dato de 190 millones que se conoce ahora, destinado a retribuir a médicos y organizaciones, supone casi la mitad de esa investigación externa.