Política

Theresa May nombra a Boris Johnson ministro de Asuntos Exteriores

Designa al hasta ahora diputado, David Davies, ministro para negociar el 'brexit' con la Unión Europea

La reina Isabel II de Inglaterra recibe en Audiencia a Theresa May. Ver fotogalería
La reina Isabel II de Inglaterra recibe en Audiencia a Theresa May. REUTERS

La conservadora Theresa May se convirtió ayer en la primera ministra del Reino Unido, la segunda mujer en la historia del país en ocupar el cargo, al recibir el mandato de la reina Isabel II para formar Gobierno.

La líder del Partido Conservador británico, Theresa May, llegó al palacio de Buckingham para recibir de la reina Isabel II el encargo de formar Gobierno como nueva primera ministra del Reino Unido.

May, la segunda mujer al frente del Gobierno en la historia británica, entró al palacio poco después de que David Cameron presentase a la soberana su dimisión como primer ministro. Sus primeras decisiones como primera ministra fue nombrar a  Philip Hammond, nuevo ministro de Economía. Hammond era hasta ahora ministro de Asuntos Exteriores y sustituye en el cargo a George Osborne, quien fue responsable de la Economía del país bajo el mandato de David Cameron.

El nuevo ministro tiene por delante la tarea de mantener en marcha la economía en momentos de incertidumbre por la votación favorable a la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE) en el referéndum del pasado 23 de junio.

Además, May ha nombrado al exalcalde de Londres Boris Johnson fhoy nuevo titular de Exteriores. El político conservador, abanderado del “brexit” durante la campaña del referéndum del 23 de junio. En ha nombrado al  diputado conservador David Davis ministro encargado del “brexit”, por lo que deberá negociar la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE). Davis -exportavoz de Interior entre 2003 y 2008, cuando los “tories” estaban en la oposición- tendrá a su cargo una de las labores más difíciles del mandato de la nueva jefa del Gobierno.

La nueva Administración tendrá que decidir cuándo invoca el artículo 50 del Tratado de Lisboa, que establece un periodo de dos años para negociar los términos de la ruptura del país de la UE.

El puesto ha sido creado después de que el Reino Unido votase a favor de la salida del bloque común en el referéndum del pasado 23 de junio, lo que forzó la dimisión de David Cameron.

Davis hizo campaña a favor de la salida de la Unión y en el pasado intentó sin éxito ser elegido líder conservador.

May ha nombrado también a  Amber Rudd en Interior y mantiene a Michael Fallon en Defensa.

Titular de la cartera de Interior, en el gobierno de Cameron, May fue proclamada líder “tory” el lunes tras una elección entre el grupo parlamentario, después de que Cameron anunciase el pasado 24 de junio su intención de dimitir por la victoria del “brexit”, la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE), en el referéndum sobre el bloque común.

May, de 59 años, será la decimotercera primera ministra del reinado de Isabel II desde su ascenso al trono en 1952.

Como establece el protocolo, el palacio dará a conocer la llamada Circular de la Corte, que da constancia de que el primer ministro “ha besado la mano del nombramiento”, una formalidad que se traduce en un apretón de manos entre la reina y May, y con la que queda constancia de que el Reino Unido tiene un nuevo jefe del Gobierno.

En una declaración ante la residencia de Downing Street , May afirmó que liderará una administración que trabajará por la justicia social y para todos los ciudadanos, no para “unos pocos” privilegiados. 

Al referirse al “brexit”, la salida británica de la UE, May aseguró que el Reino Unido “estará a la altura del desafío” que hay por delante, pero confió en que el resultado sea “positivo”.

Acompañada por su marido, Philip May, la política “tory” rindió tributo a su predecesor, David Cameron, del que dijo que consiguió estabilizar la economía, reducir el déficit presupuestario y ayudó a miles de personas a encontrar un puesto de trabajo.

“Pero el verdadero legado de David no es la economía sino la justicia social”, puntualizó la nueva “premier”, y agregó que ella tiene intención de encabezar un Gobierno para “todos”.

“Pero, como ya he dicho antes, luchar contra las injusticias no es suficiente”, insistió May, quien dijo entender a quienes trabajan pero no tienen seguridad laboral o a los que tienen una vivienda pero están preocupados por si suben los tipos de interés.

Se declaró además una “unionista”, al destacar la importancia de mantener unidas a las naciones que conforman el Reino Unido -Inglaterra, Escocia, Gales e Irlanda del Norte-.

“Juntos vamos a construir un Reino Unido mejor”, enfatizó May antes de entrar en Downing Street con su marido.

May, de 59 años, es la segunda mujer al frente del Gobierno británico desde que la también conservadora Margaret Thatcher estuviera en el poder entre 1979 y 1990.

Además, será la decimotercera primera ministra del reinado de Isabel II desde su ascenso al trono en 1952.

La nueva jefa del Gobierno fue declarada formalmente líder “tory” el pasado lunes tras una elección interna de su grupo parlamentario, iniciada cuando Cameron comunicó su intención de dimitir a raíz del resultado favorable al “brexit” en el referéndum del 23 de junio.

La “premier” ya ha indicado que no tiene intención de invocar el artículo 50 del Tratado de Lisboa, que establece una cuenta atrás de dos años para negociar la retirada británica del bloque europeo, hasta al menos finales de este año. 

Normas