Crónica de los mercados

May despeja las dudas sobre Reino Unido y las Bolsas mantienen el rally

El Ibex 35 sube un 1,46%, en consonancia con el resto de Bolsas europeas, aupadas por la reducción de las dudas respecto al futuro político de Reino Unido y los estímulos del BoE

La Bolsa española mantiene el tono positivo.
La Bolsa española mantiene el tono positivo. EFE

Ha pasado medio mes desde que el resultado del referéndum británico, favorable a la escisión respecto a la Unión Europea, sumiese a Reino Unido en una crisis política y a los mercados en un periodo de fuerte incertidumbre. Ayer, con el anuncio de Cameron de que Theresa May será desde mañana la nueva primera ministra, comenzaron a disiparse las dudas y los inversores encontraron nuevas fuerzas para mantener el rally.

“Brexit significa brexit (...) pero haremos de él un éxito para Reino Unido”, dijo May en sus primeras declaraciones tras el anuncio de que tomará el mando del Gobierno británico. A diferencia de la, hasta ayer, principal opositora por el liderazgo del Partido Conservador, Andrea Leadsom, May, firme partidaria del bremain durante la campaña del referéndum, ha afirmado que quiere mantener el acceso al mercado único, lo que sirvió para tranquilizar los ánimos. “Afrontamos un momento de incertidumbre y dificultades económicas”, comentó, al tiempo que señaló que no activará el artículo 50 del tratado de Lisboa que permite la escisión de la UE, al menos, hasta final de año.

IBEX 35 6.452,20 0,63%

Las Bolsas europeas buscan a diario excusas para alejarse de la zona de mínimos anuales a la que les mandó el brexit. Ayer, al anuncio de que los británicos tendrán una nueva primera ministra, la primera mujer al frente del país desde Margaret Thatcher, se le sumó la cercanía de la reunión del Banco de Inglaterra (BoE), que se celebrará el jueves, y en la que los inversores tienen puestas grandes expectativas.

Y es que los expertos contemplan, con una probabilidad del 80%, que en esa cumbre la máxima autoridad monetaria de Reino Unido reduzca los tipos de interés al 0,25%, lo que supondría alcanzar un nuevo mínimo histórico en el precio del dinero de Gran Bretaña.

Tras el terremoto vivido en las Bolsas, los inversores esperan ahora que el BoE busque atajar la incertidumbre a través de estímulos y de la flexibilización de una política monetaria que mantiene inalterables los tipos de interés desde marzo de 2009.

Bajo este contexto, el Ibex 35 se anotó un 1,46%, hasta los 8.305,10 puntos, y ya recupera un 6,64% desde que se conoció el resultado del referéndum británico el pasado 24 de junio. El selectivo español consigue así reducir sus pérdidas anuales a un todavía sustancial 13%.

En el resto de los principales parqués europeos la sesión transcurrió por los mismos derroteros. El miedo al brexit es el factor de incertidumbre común que golpea a los mercados y, conforme va remitiendo, todos los índices cuentan las sesiones por jornadas de subidas. Así, el Dax alemán se anota un 2,12%; el Cac francés un 1,76%, el Euro Stoxx 50 subió un 1,67% y el Mib italiano avanzó un 1,21%.

Mención aparte merece el Footsie británico. En el ojo del huracán, el parqué de Reino Unido está soportando mejor que ningún otro la tormenta. Con una subida hoy del 1,4%, el Footsie marcó máximos de los últimos 11 meses al propulsarse hasta los 6.682,86 puntos y avanza un 7% en el año, siendo el único gran índice europeo que cotiza en terreno positivo. Pese a todo, la caída de la libra oculta la situación real del selectivo británico que, en euros, cotiza con una caída del 7,24% en lo que va de año.

Al otro lado del Atlántico, Wall Street también se movió fuertemente al alza, contagiado por la euforia europea. El S&P sumaba, al cierre de los mercados europeos, un 0,48% que le valió para alcanzar nuevos máximos históricos. Por su parte, el Dow Jones subía un 0,58% mientras que el Nasdaq se anotaba un 0,77%.

La reducción de los miedos se reflejó, entre otros, en el interés de la deuda alemana a 10 años que, en los últimos tiempos, sigue ejerciendo de activo refugio por excelencia cuando la tormenta bursátil arrecia. Así, el interés del bund se incrementó hasta el -0,168%, desde el -0,166%. Por su parte, la rentabilidad del bono español al mismo vencimiento repuntó en un punto básico, hasta el 1,156%. De esta forma, la prima de riesgo, diferencial entre los dos bonos antes mencionados, descendió en un punto básico, hasta los 132.

En el mercado de divisas, el euro se mantuvo estable respecto al dólar, al anotarse un ligerísimo 0,05% que le llevó a cambiarse a 1,1056 billetes verdes. En lo que va de año, la subida de la moneda comunitaria se ha reducido hasta el 1,7% desde el 6,16% que llegó a marcar en mayo, cuando tocó máximos desde agosto de 2015.

Normas
Entra en El País para participar