Breakingviews

Amazon no inquieta al comercio británico

De los 15.000 millones de euros que Amazon ha invertido en Europa desde 2010, un tercio ha sido en Reino Unido

Amazon no inquieta al comercio británico

Los problemas económicos británicos podrían ser decisivos en la apropiación del mundo online. Las tiendas globales del mundo real afrontan una baja demanda, un exceso de locales y escasos beneficios. Amazon, mientras tanto, está contratando 1.000 personas en Reino Unido y entrando en el mercado de la moda y la alimentación.

El gigante tecnológico estadounidense tiene los ojos puestos en el mercado inglés. De los 15.000 millones de euros que Amazon ha invertido en Europa desde 2010, un tercio ha sido en las islas. Su nuevo servicio Prime Now de entrega en una hora está disponible para casi un tercio de la población británica y ha llegado al sector alimenticio inglés con Amazon Fresh. Además, el año pasado abrió un estudio de fotografía en el este de Londres para impulsar la moda online.

La estrategia está funcionando. Las ventas de Amazon en el país han crecido una media anual del 11% entre 2013 y 2016. Podría haberse hecho con un cuarto de todo el incremento en las ventas no alimentarias de Reino Unido, según las estimaciones de UBS. Las mayores cadenas de distribución de alimentos, como Tesco y J Sainsbury, han recortado los precios, renunciando a los beneficios para ganar cuota de mercado. Amazon, sin gastos por el alquiler de locales, puede unirse a este juego de forma muy agresiva.

Decir que la gran calle británica no tiene que preocuparse es un eufemismo. El debilitamiento de la libra empujará a los costes de aprovisionamiento asiáticos, tal como anunció John Lewis, Marks & Spencer, Primark y Sports Direct esta semana. Tesco y Sainsbury están luchando con el problema de tener grandes almacenes a las ciudades, cuando lo que quieren son más tiendas pequeñas en los centros urbanos.

¿Es el asalto online positivo para el país? Los consumidores pueden dar la bienvenida a los bajos precios: el importe los artículos alimentarios y no alimentarios lleva cayendo 37 meses. Pero la Asociación de Minoristas Británicos estima que 900.000 empleos de este sector habrán parecido para 2025, cerca de un tercio del total actual. Que se creen 1.000 empleos nuevos en el comercio online no cambia el hecho de que el e-commerce creará ganadores, pero también perdedores.

Normas