Infraestructuras

ACS entra en el plan de gasoductos de la mayor petrolera del mundo

Gana un contrato para la extensión de la red de Aramco en Arabia Saudí

Conducciones de gas de Aramco en Arabia Saudí.
Conducciones de gas de Aramco en Arabia Saudí.

El grupo ACS ha puesto una importante pica en Arabia Saudí, donde tiene ya presencia en el equipamiento de la línea del tren de alta velocidad entre Medina y La Meca. La nueva conquista se ha obtenido en el campo de los proyectos industriales, con la entrada de la filial Masa Pipelines en el plan de expansión de los sistemas de gas de Saudi Aramco (MGSE, por sus siglas en inglés), la que es considerada la mayor petrolera del mundo. El objetivo declarado por la compañía estatal, que está invirtiendo miles de millones de dólares en este desarrollo doméstico, es ampliar la capacidad de transporte de gas en Arabia en un 30%.

Masa Pipelines se ha hecho con la instalación de 250 kilómetros de gasoducto entre las localidades de Mazalis y Abujifan, por 100 millones de dólares (unos 90,5 millones de euros). Esta primera adjudicación se ha producido en consorcio con la firma local Saudi KAD Construction, especializada en gasoductos, líneas de distribución eléctrica y carreteras. Una constructora que ya ha ganado contratos del mismo MGSE por 1.000 millones de dólares en febrero de este año.

Por encima de la cuantía inicial, destaca la apertura de relaciones con el conglomerado Aramco, uno de los mayores promotores de obra industrial de Oriente Medio. Masa Pipelines compite ya por otros proyectos similares y en el sector se explica que Arabia tiene en juego concursos por más de 3.000 millones de dólares (unos 2.715 millones de euros) que irán cristalizando en adjudicaciones en los próximos meses.

El socio de ACS, KAD Construction, ganó concursos de Aramco el pasado mes de febrero por 1.000 millones de dólares

El peso de Asia y Australia

ACS debe a su área de Servicios Industriales 6.500 millones de facturación al cierre de 2015, de los que un 67% (4.369 millones de euros) se cosechan fuera de España. La nueva adjudicación incide en el fortalecimiento del grupo que preside Florentino Pérez en el área de Australia y Asia-Pacífico, donde cuenta con importante presencia en mercados como Arabia, Emiratos Árabes Unidos, India o Japón.

La cartera de proyectos de ACS por servicios industriales en esta región del mundo supera los 8.400 millones, equivalentes a 16 meses de producción y con un incremento del 5% en 2015. Esta reserva de trabajo en Asia y Australia se ve solo superada por la que tiene acumulada en España y América del Norte, estando por encima de la cartera en Suramérica o el resto de Europa.

ACS viene de sufrir en Australia la semana pasada las consecuencias de un informe desfavorable de Morgan Stanley sobre la filial Cimic. Sus analistas fijaban un precio objetivo para la australiana un 65% por debajo de los niveles de cotización actual. La caída del jueves, del 16,5%, es la más pronunciada de la cotización de Cimic desde 2004. El viernes la acción recuperó un 4,1%. El banco estadounidense mantiene la recomendación de venta desde 2013, fijando valoraciones notablemente inferiores –la última es de 12,4 dólares australianos– a una cotización que ha escalado por encima de los 30 dólares australianos.

Un proyecto de los setenta que vuelve a mover obra

El trabajo encargado por Saudi Aramco a ACS consiste en la instalación de tuberías para el transporte de gas con diámetros que van de las 12 a las 26 pulgadas, en un tramo de 250 kilómetros.

La adjudicataria, Masa Pipelines, subsidiaria de ACS Industrial, está especializada en conducciones para petróleo y gas, además de firmar proyectos de almacenamiento de hidrocarburos. Su socia de consorcio en este concurso, KAD Construction, es una de las mayores especialistas saudíes en la ejecución de redes de gas. Otras firmas que compiten por las distintas fases de la expansión de la red de gasoductos de Aramco son la local HAK Group, la italiana Saipem, la china Shandong Electric Power Construction Corporation (Sepco), la turca Tekfen Holding, o la firma emiratí Dutco McConnell Dowell, entre otros muchos grupos de construcción industrial.

El Master Gas System operado por Saudi Aramco, y cuya construcción comenzó a mediados de los años setenta, es una de las mayores redes de distribución de gas del mundo. El sistema entró en operación en 1982 y se aborda en los últimos años una ambiciosa modernización con el diseño y asesoramiento de la ingeniería europea Foster Wheeler.

Solo en los tres últimos meses y en Asia, el área de construcción industrial del grupo ACS se ha adjudicado un nuevo parque fotovoltaico en Japón, donde ya trabajaba previamente para los operadores X-Elyo (participada por el fondo KKR) y Canadian Solar; ha entrado con una primera obra en Sri Lanka y ha ganado proyectos en Singapur. Por último, se ha reforzado como contratista de Adnoc, la mayor petrolera de Emiratos Árabes.

Normas