Industria hotelera

AC Hotels by Marriott entrará en el mercado asiático a finales de año

Antonio Catalán, presidente de AC Hotels by Marriott.
Antonio Catalán, presidente de AC Hotels by Marriott.

La cadena AC Hotels by Marriott confía en desembarcar en el continente asiático a finales de este año, según desveló ayer su fundador y presidente Antonio Catalán, que calcula que la firma alcanzará los 500 establecimientos en los próximos cinco o seis años desde los 205 que tiene en la actualidad ya operativos o en proceso de apertura.

Estados Unidos será el principal destino de esas futuras nuevas aperturas, indicó ayer el empresario, que participó en unas jornadas sobre empresa familiar impulsadas por Esade y Deloitte. Según Catalán, “EE UU es el mercado natural” pero sin descartar otras regiones como América Latina y Asia, donde confía tener antes de que acabe el año algún establecimiento firmado en ciudades como Pekín o Shanghái. Una expansión en la que no descarta a Europa, si bien reconoce que “nos cuesta más crecer”. Una expansión que fuera de España está realizando a través de franquicias, un sistema poco intensivo en capital.

El ejecutivo destacó la oportunidad que para AC ha significado la alianza con Marriott, grupo que cada mes amplía en 50 establecimientos su cartera, y que se está fusionando con Starwood. Una operación que supondrá la integración de las marcas de ambos grupos, unas 31 en total, y que podría suponer la desaparición de algunas de ellas. Una circunstancia que no preocupa a Catalán: “Somos la marca más flexible del grupo y la que mejor se ha comportado en mercados como EE UU”.

En su opinión, un grupo hotelero global debe contar con “entre siete u ocho alternativas de marcas”, muy lejos de las 31 que suman Starwood y Marriott. “Acabarán quitando enseñas, pero no lo tienen fácil”, aseveró.

Catalán hizo un repaso por su trayectoria empresarial, que calificó como de “tres vidas empresariales”: creación de NH y AC y alianza con Marriott en 2010. Catalán aseguró que “nos sentimos parte de la familia Marriott porque somos el único socio que tiene a nivel internacional”. En su opinión, la “industria hotelera terminará en manos de tres o cuatro grandes grupos” y aseguró que el gran enemigo “es el que tiene al cliente”, los turoperadores y plataformas de reservas como Booking.

El presidente de AC Hotels by Marriott confía en que este año la empresa registre un incremento del ebitda del 30% frente al registrado en 2015. Unas cifras con las que da por superado “el calvario” vivido por la cadena hotelera entre 2011 y 2013 por la caída de los ingresos y la refinanciación de la deuda con la banca.

Catalán reconoció no sentirse preocupado por el auge de los apartamentos turísticos en España pero apuntó en la necesidad de contar con una regulación apropiada. Según destacó, hay hueco para las distintas ofertas y reconoció que los establecimientos vacacionales se están viendo más afectados que los urbanos, a pesar de los buenos datos de ocupación.

El ejecutivo se mostró muy crítico con la política realizada por el Ayuntamiento de Madrid, gobernado por Ahora Madrid, un ejecutivo al que calificó de “tercera división o regional” y sobre el que aseguró que “necesita una visión mucho más amplia del mundo y ser capaces de atraer visitantes”. “Madrid necesita un ejecutivo que entienda bien cómo se comercializa turísticamente una ciudad”, concluyó.

Normas