La digitalización del sector financiero

Ciberataques que cuestan 150 euros amenazan a la banca

La banca tiene problemas para detectar operaciones fraudulentas el 40% de las veces

Ciberataques que cuestan 150 euros amenazan a la banca

Según los datos de una encuesta realizada por KasperskyLab y B2B Internacional a finales de 2015, los bancos y organizaciones financieras tienen dificultades para gestionar el fraude financiero online. Más del 38% de las organizaciones admiten que cada vez es más complicado saber si una transacción es fraudulenta o real.

La banca cada vez lucha más por introducirse en el entorno digital, quedando así más expuesta ante los ciberataques. Por ello es crucial protegerse contra las amenazas informáticas, para lo que la banca dedica hasta un 40% de gastos de cada proyecto online a blindarse ante estos ciberataques.

Para una mayor protección los expertos de KasperskyLab (antivirus y software de seguridad) recomiendan que los bancos y los servicios de pago utilicen métodos integrales de defensa contra el fraude online para proteger a sus clientes en varios niveles.

La amenaza es creciente. El número de ciberataques contra las administraciones públicas, gobiernos y empresas aumentó el año pasado hasta las 18.232, lo que representa un 41% más de ciberincidentes, según el último informe realizado por el Centro Criptológico Nacional (CCN), adscrito al Centro Nacional de Inteligencia (CNI), donde tambiénalerta que esta tendencia seguirá aumentando en el 2016.

La ciberdelincuencia se ha convertido en un modelo de negocio ilícito de fácil acceso. Contratar a un hacker para robar información de redes sociales, interrumpir una web para desactivarla durante 24 horas es posible desde tarifas que van desde los 150 euros, aunque llegan a superar los 1.000 euros.

Estos servicios se pueden obtenercon solo entrar en la Deep Web, llamado también la “internet profunda”, un espacio de Internet que está oculto a los buscadores habituales y donde se pueden encontrar toda clase de contenidos que en muchos casos son ilegales, como la venta de drogas, la pornografía o el mercado negro, junto a información confidencial de servicios financieros, o de gobiernos de distintos países, e instituciones como la NASA.

Normas