Corrupción

El PP nombrará a una gestora en Palma tras dimitir su presidente

La dirección nacional y regional han acordado la medida después de que el presidente del PP de Palma, José María Rodríguez, esté presuntamente vinculado con una trama de corrupción.

El PP nombrará a una gestora en Palma tras dimitir su presidente

La dirección nacional del PP y la dirección regional del partido en Baleares han acordado que una gestora se haga cargo del PP en la ciudad de Palma después de que el presidente del PP de Palma, José María Rodríguez, esté presuntamente vinculado con una trama de corrupción en la Policía Local, según han informado a Europa Press fuentes de la formación.

De hecho, esta misma mañana el presidente de la junta territorial del PP de Palma, José María Rodríguez, así como Álvaro Gijón y Sandra Fernández, ambos nombrados por el primero, han presentado la dimisión de sus cargos en el partido tras el levantamiento del secreto sumarial en el que se relaciona a Rodríguez con la presunta trama de corrupción de la Policía Local de Palma.

Fuentes de la dirección nacional del PP han señalado que ante estos hechos 'Génova' y el PP regional han acordado designar a una gestora al frente del PP de la ciudad de Palma, cuyo presidente aún está pendiente de decidir.

La aprobación de esa gestora tendrá lugar en la próxima junta directiva regional que se celebrará a finales de esta semana o a primeros de la próxima y se prevé que asista el vicesecretario de Organización y Electoral del PP, Fernando Martínez-Maillo.

La dimisión del presidente del PP de Palma, José María Rodríguez, así como, así como la de Álvaro Gijón y Sandra Fernández, ambos nombrados por el primero, se ha producido este mediodía tras la reunón que han mantenido con el presidente regional del PP, Miquel Vidal.

Este encuentro ha tenido lugar después del levantamiento del secreto del sumario de la causa contra una trama de corrupción policial, momento en el que se ha conocido que el presidente del PP de Palma está siendo investigado por liderar presuntamente una trama de extorsión a empresarios turísticos a través de agentes de la policía local de la capital balear.

A pesar de haber dimitido, tanto este lunes como el pasado miércoles, José María Rodríguez ha negado cualquier tipo de relación con la presunta trama de corrupción policial en la capital balear, ha defendido su total inocencia y ha vuelto a ponerse a disposición de la justicia.

También ha negado haberse beneficiado de ningún tipo de favor sexual. “Nunca, a lo largo de mi vida, he solicitado un servicio sexual”, afirmó la semana pasada. Este lunes, ha resaltado que no sabe de qué se le acusa y que se reafirma en su inocencia “en todos los aspectos”.

Normas