Automoción

Más coches de alta gama para seducir al directivo español

Las automovilísticas premium consiguen impulsar sus ventas gracias a los nuevos modelos y al empuje en el canal de empresas y alquiladoras

Un Audi A3 sale de una línea de producción de la enseña en Ingolstadt.
Un Audi A3 sale de una línea de producción de la enseña en Ingolstadt.

Ha llegado el momento en el que su empresa puede permitirse que usted se mueva en un Jaguar. O en un Lexus. No porque su empresa esté más boyante sino porque se lo están poniendo más fácil que nunca.

Las marcas de alta gama han apostado con más fuerza ahora en España por una estrategia que han practicado con éxito las marcas alemana premium Audi, BMW y Mercedes: seducir al ejecutivo en el canal de empresas y optar también por tener cuota en el canal de alquiladoras. Gracias a esta estrategia, las marcas premium crecen de manera muy fuerte en el último semestre, en un entorno en el que las matriculaciones recuperan niveles anteriores a la crisis.

Si se toma por segmentos, los datos de matriculaciones facilitados por las patronales del sector Anfac (fabricantes), Faconauto (concesionarios) y vendedores (Ganvam) ya resaltan la potencia de estas gamas altas.

El segmento de los deportivos creció un 52% en el semestre y un 14% en el último mes; el de lujo, un 5,1% hasta junio pero registró un alza del 26,7% en el sexto mes del año y el segmento ejecutivo mantiene un 6% de crecimiento pese a agrupar a las berlinas de lujo, un tipo de vehículo en decadencia. Todos los segmentos de todoterrenos ganan ventas pero los más grandes consiguen incrementar sus matriculaciones un 31,9%. Los de lujo crecieron en los seis primeros meses en un 29,1%.

En esta misma línea, las tres marcas alemanas que se disputan la primera posición de la alta gama crecen por encima del 20%. En concreto, la líder del mercado, Audi, del grupo Volkswagen, ha matriculado 24.576 unidades hasta junio, lo que representa un crecimiento de ventas del 21,3%. La segunda en la carrera, BMW, vendió 19.339 vehículos en el semestre, con una subida del 22,5%. Mercedes se queda tercera pero solo a 600 unidades de BMW y siendo la que registra la mayor tasa de crecimiento, un 25,6%. Matriculó 18.472 unidades.

Si bien estas marcas no pierden atractivo ni empuje, ahora tendrán que competir con el alto lujo en sus canales tradicionales. Enseñas como Jaguar, Infiniti, Lexus o incluso la novísima DS están incrementando sus ventas dirigiendose a las empresas.“Estas enseñas de alta gama están ampliando su abanico de producto”, detallan desde Anfac, añadiendo modelos de segmentos más bajos que lo que tenían hasta ahora sin llegar a ser generalistas. 

Esta estrategia es la que está siguiendo Jaguar Land Rover en el país, tal y como contó Luis Antonio Ruiz, presidente de la empresa en España en una entrevista reciente con Cinco Días. El alto directivo explicó que quieren duplicar sus ventas en flotas en España porque los nuevos modelos como la berlina XE o el todocamino F-Pace les permite atacar nuevas áreas de mercado. Las ventas de Jaguar han crecido un 208%, hasta las 1.464 unidades en el semestre y un 229% en el mes de junio.

Infiniti, por su parte, apalanca su fuerte crecimiento en el despunte de ventas de su modelo Q30, el único de su gama que no cae en matriculaciones. Este modelo nuevo registra un crecimiento del 2.300% pero es el primer semestre completo a la venta. La marca crece un 40% en el año y un 197% en el sexto mes.

La marca de lujo de PSA, la nueva DS, ha conseguido subir sus ventas un 410% en el semestre.

La crisis sacó al mercado los Porsche seminuevos

El coche más ofertado en el mercado de segunda mano durante los años de crisis fue el Porsche Cayenne. Según la plataforma online de automoción AutoScout24, la oferta de vehículos pertenecientes al segmento de lujo en el mercado de ocasión se incrementó un 17% durante la crisis económica, entre 2008 y 2015.

Así, desde 2008 la oferta del Porsche Cayenne creció casi un 42% hasta el año pasado en la plataforma AutoScout24, por lo que se convierte en el automóvil de lujo más ofertado en el mercado de vehículos de ocasión.

Igualmente, la compañía apuntó que el Porsche 911 también experimentó un aumento de su presencia del 23,2% en el mercado de ocasión entre 2008 y 2015, mientras que el Jaguar XF ocupa la tercera plaza como vehículo de lujo más ofertado.

La empresa indicó que la crisis provocó que muchas personas se vieran obligadas a poner a la venta su coche de lujo ante las dificultades económicas. Los casos en los que existía una necesidad “imperiosa” de vender rápido el automóvil provocaron que el precio medio de estos coches bajara un 15,5% en dicho período, hasta 49.254 euros.

El director general de AutoScout24, Gerardo Cabañas, afirmó que el mercado de ocasión tiene un fuerte componente aspiracional y es una buena oportunidad para hacerse con vehículos que en el mercado de nuevos son imposibles para muchos bolsillos. Los modelos de lujo en el mercado de ocasión permiten a los compradores “cumplir un sueño, un deseo que se sitúa como factor de compra incluso por delante del precio”. “Al tratarse de coches con mayores costes, el comprador maximiza su presupuesto con la segunda mano”, dijo Cabañas.

Normas
Entra en El País para participar