Congreso de móviles

¿Golpe a Barcelona? San Francisco tendrá su propio MWC

Asistentes de la última edición del MWC en Barcelona.
Asistentes de la última edición del MWC en Barcelona.

Golpe a Barcelona. El consorcio de fabricantes y operadoras de telefonía móvil GSMA, organizador del Mobile World Congress (MWC) de Barcelona, ha decidido celebrar una edición en San Francisco (EE UU) en 2017. Una decisión que podría hacer perder protagonismo a la feria de la ciudad condal, que hasta 2015 tenía la exclusividad de este evento. El pasado año, la cita que reúne en España a los principales protagonistas del mundo en tecnologías móviles ya se encontró con una edición en Asia, tras poner en marcha la GSMA otro congreso de móviles en Shanghai. Este se está celebrando actualmente, hasta el 1 de julio.

La nueva edición centrada en América, fruto de un acuerdo entre la GSMA y la CTIA, la Asociación de Industrias de Telefonía Celular con sede en EE UU, tendrá lugar entre el 12 y el 14 de septiembre del próximo año. El acto coincidirá casi con total probabilidad con el lanzamiento de un nuevo iPhone, pues Apple suele hacer su evento propio para lanzar sus nuevos teléfonos inteligentes la segunda semana de septiembre. Parece que el Mobile World Congress America será más pequeño que el de Barcelona y sería más parcial que la cita de la ciudad catalana.

Según recoge la publicación Computer World se habla de poder reunir a unos 30.000 asistentes y 1.000 expositores para la edición de 2017, muy lejos de los 100.000 asistentes y 2.200 expositores que reunió la última cita del MWC en Barcelona, que tendrá lugar entre el 27 de febrero y el 2 de marzo.

“La industria móvil en EE UU es la más sólida y desarrollada de la región. Lidera la innovación en hardware, sistemas operativos, aplicaciones y servicios. El congreso de América quiere poner foco en hacer que se mantenga el ritmo y se extienda a todo el continente americano”, señaló a través de una nota John Hoffman, responsable de la GSMA.

El pasado febrero esta organización garantizó que Barcelona volvería a celebrar el MWC en 2017, pese a las críticas vertidas por la GSMA por la huelga que hubo de metro en la ciudad. La feria, que ha atraído la participación de la mayoría de las grandes telecos del mundo, además de gigantes como Google, Samsung, Facebook, Huawei, Intel, Qualcomm, Ericsson, LG o Sony, supuso una inyección económica de más de 460 millones de euros para Barcelona y Cataluña. Una cifra que incluye el gasto directo (hoteles, restaurantes, etc.) e indirecto. La feria también ha tenido un importante impacto en la creación de miles de puestos de trabajo y en la creación de muchas startups.

El temor ahora es que algunos de los gigantes estadounidenses apuesten por acudir solo a la edición de San Francisco, una ciudad de gran peso en para la industria tecnológica. O que prefieran hacer allí sus grandes anuncios aunque estén presenten también en Barcelona. También está por ver qué impacto tendrá el nuevo MWC de América sobre otra feria europea, la IFA de Berlín, una feria más importante de electrónica de consumo a nivel mundial, dada la proximidad de fechas en las que se celebrarán ambos eventos.