Incertidumbre

La banca de inversión prevé un parón de la actividad por el ‘brexit’

Prevé una caída de las salidas a Bolsa y de las emisiones de deuda

La banca de inversión prevé un parón de la actividad por el ‘brexit’

La banca de inversión está temiendo que 2016 sea el peor ejercicio de los últimos cinco años. La decisión de los ciudadanos británicos de votar a favor del la salida de la Unión Europea (brexit) siembra de nubarrones el futuro del continente, lo que retrasará centenares de iniciativas empresariales como salidas a Bolsa, emisiones de deuda o fusiones de compañías, principal fuente de generación de comisiones para este tipo de actividad bancaria.

Las turbulencias financieras que se vivieron durante el primer trimestre del año ya provocaron un cambio de tendencia de la banca de inversión. Después de tres años buenos (2013, 2014 y 2015), durante el primer semestre ya se ha empezado a resentir el negocio.

“El impacto del ‘brexit’ en el negocio de la banca de inversión va a ser negativo. Es evidente. La única duda es la dimensión”, explica uno de los máximos responsables de banca de inversión de un grupo financiero español. “Por negocios, las salidas a Bolsa y las fusiones de compañías serán los que más afectados se verán. En cambio, el decidido soporte del Banco Central Europeo (BCE) atenuará algo el efecto sobre las emisiones de bonos”.

  • Caídas del 30% en las comisiones

De acuerdo con los cálculos realizados por parte de la firma de análisis Sanford C. Bernstein, las comisiones que cobran en Europa los bancos de inversión caerá este año alrededor de un 30%, en relación a las cifras del año pasado. Analistas de Citigroup y JPMorgan también coinciden en que caerá el nivel de ingresos tanto en Reino Unido como Europa Continental.

Una de las primeras repercusiones de esta revisión en las perspectivas de ingresos es que las casas de análisis de todo el mundo han revisado a la baja el precio objetivo que tenían fijado respecto a grupos bancarios europeos cuyo negocio depende especialmente del negocio de la banca de inversión. La firma JPMorgan Cazenove menciona especialmente al suizo UBS y al alemán Deutsche Bank.

“Tras lo que ha sucedido en Reino Unido, muchas emisiones de deuda y de acciones serán puestas en cuarentena”, explicaba a Bloomberg en analista de Jefferies International Joseph Dickerson.

De las pocas noticias positivas para el sector es que en la gestión del escenario post-brexit está generando un gran volumen de intermediación de activos, lo que atenuará algo las caídas de ingresos.

Los responsables del sector también menciona la posibilidad de que los fuertes desplomes accionariales de la banca provoquen la necesidad de realizar futuras ampliaciones de capital. “Es un triste consuelo, pero para algunos departamentos de banca de inversión será una fuente de ingresos”.

En cualquier caso, el consenso del mercado considera que tanto la economía de Reino Unido y como la del resto de países de la Unión Europea se verá seriamente dañada por el brexit. Los expertos creen que caerá el consumo privado y la compra de viviendas, se reducirá la inversión empresarial, y se pospondrán decisiones estratégicas, al menos durante los dos años que puedan durar las negociaciones de salida.

“El impacto final dependerá de cómo sea el divorcio. Si es amistoso, tal vez las consecuencias serían limitadas, pero si entre los antiguos socios empieza a haber hostilidades, las consecuencias serán nefastas para el consumo, el empleo y, lógicamente, para la banca de inversión”, apunta un directivo de una boutique de inversión.

En los primeros seis meses de 2016, las caídas en los ingresos de los departamentos de banca de inversión están yendo entre el 10% y el 20%. El menor volumen emitido en el primer semestre se explica, según expertos, por la volatilidad de los mercados en el primer trimestre. Además, también han caído los planes de fusiones y de reinversiones. El volumen total de comisiones generadas en España ha sido de 128 millones, frente a los 160 del primer semestre de 2015.