La expansión bancaria en Portugal

El BCE da a CaixaBank cuatro meses para rebajar los riesgos de BPI

El BCE dará un margen de tiempo a contar desde la compra efectiva de BPI

Fachada de una oficina de BPI.
Fachada de una oficina de BPI.

El Banco Central Europeo ha decidido disminuir la presión ejercida en los últimos tiempos sobre Banco Portugués de Inversión (BPI) con motivo de sus excesivos riesgos, ligados especialmente a su exposición a Angola.

Concretamente, el Consejo de Supervisión del BCE ha decidido dar una tregua con motivo del nuevo proceso de adquisición de BPI puesto en marcha por CaixaBank.

De esta forma, el organismo con sede en Fráncfort ha accedido a dar un periodo de cuatro meses, a contar desde la adquisición efectiva de la entidad lusa por parte de la firma catalana, para rebajar el riesgo de BPI.

Según un comunicado remitido por CaixaBank a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) en respuesta a una petición presentada por la entidad que preside Isidro Fainé, el BCE “ha decidido conceder a CaixaBank un plazo de cuatro meses para solucionar el incumplimiento de grandes riesgos de BPI”.

“Este plazo de cuatro meses empezaría a contar desde la conclusión de la adquisición de BPI por CaixaBank en el entendido que esto tendrá lugar antes de finalizar el mes de octubre de 2016”, detalla el documento.

La nota también detalla que el Consejo de Supervisión del BCE ha aceptado suspender durante este periodo el proceso sancionador en curso contra BPI.

Este periodo de gracia, en todo caso, está condicionado a la toma de control formal por parte de CaixaBank del grueso del capital y el dominio político de BPI en el contexto de la OPA presentada por la entidad catalana sobre la firma lusa.

Esta información, detalla CaixaBank, quedará incluida en el folleto de la oferta pública de adquisición presentada ante la Comisión del Mercado de Valores Mobiliarios de Portugal.