¿A quién escogerá Hillary Clinton como candidato a VP? Tim Kaine sería el mejor

Lo sabremos oficialmente dentro de aproximadamente un mes, poco antes de la celebración de la convención del Partido Demócrata en Philadelphia. Pero fuentes de la campaña que siguen el proceso han confirmado que se está considerando a no más de 6 candidatos. Los abogados y asesores de Hillary Clinton, encabezados por el muy eficiente jefe de campaña John Podesta, están escudriñando el historial político y biografía de los potenciales candidatos a vicepresidente de Estados Unidos. Sabemos que cuando se anuncia el nombre del afortunado/a, los medios se lanzan en tromba a buscar cualquier irregularidad o deficiencia de dicha persona, además de exponer cualquier problema familiar (recordemos el fracaso de Sarah Palin). El candidato a vicepresidente no puede tener "esqueletos en su armario", ni politicos ni familiares.

Teniendo en cuenta que Hillary Clinton ya tiene una dilatada experiencia de décadas en la vida pública y política que se remonta a los años ochenta, se podría pensar que elegirá a alguien que le ayude a conseguir el apoyo de cierto grupo demográfico y/o derrotar a Trump en un estado decisivo (Florida, Ohio, Pennsylvania, Nueva York, New Jersey, Virginia). La ex senadora por Nueva York por supuesto considerará este aspecto. Pero oficialmente está permitiendo a algunos de sus colaboradores filtrar a los medios de comunicación que ella busca a alguien que tenga experiencia política y con quién ya tiene una buena química y amistad. No olvidemos que la ex ministra de Asuntos Exteriores tiene 68 años y ha tenido algún problema de salud, y Trump continuará utilizando dicha edad en su contra. Puede suceder que el presidente tenga que someterse a una operación médica complicada, período durante el cual el vicepresidente se convierte en presidente. George H.W. Bush fue presidente en funciones durante una operación de Reagan en 1985 y Dick Cheney durante una de George W. Bush en 2002. Y evidentemente el vicepresidente asume la jefatura del estado si fallece el presidente.

De los nombres que la campaña ha filtrado, el senador por Virginia Tim Kaine es el más preparado. Fue también gobernador de Virginia. Los gobernadores deben gestionar su estado y hacer cuadrar sus cuentas, ya que no pueden tener déficit. Se repitió hasta la saciedad que después de tener un presidente que fue senador durante poco tiempo (Obama), EEUU necesitaba a un gobernador con una trayectoria de éxito en su estado. Virginia es además un estado decisivo en cuanto a votos electorales y se considera swing, o sea que ni vota siempre republicano ni demócrata. Kaine además habla castellano perfectamente, concediendo entrevistas a menudo en el idioma de 50 millones de hispanos. Hillary tendría a un senador y ex gobernador, persona con amplia experiencia, y capaz de reforzar la ventaja con la que parte para lograr una mayoría del voto hispano.

La senadora Elizabeth Warren de Massachusetts también está en la lista. Es más progresista que Hillary, y ayudaría con los votantes más progresistas del Partido Demócrata, aún decepcionados por la derrota del senador Bernie Sanders. Pero Clinton y Warren no tenen buena química y dos mujeres en el ticket quizás es demasiado. El actual ministro federal de Vivenda y Desarrollo Urbano, Julián Castro, es hispano y fue alcalde de San Antonio. Pero es aún muy joven. Hillary también disfruta haciendo campaña con el carismático senador afroamericano por New Jersey Corey Booker, que también fue alcalde de Newark. Pero es el primer senador abiertamente gay, y para los votantes conservadores una mujer y un afroamericano gay es demasiado cambio. El actual ministro de Trabajo, Thomas Pérez, también es hispano, pero es un cargo político que nunca se ha presentado a ninguna elección. El gobernador de Colorado, John Hickenlooper, sería decisivo para ganar dicho swing state, pero tampoco tiene una relación muy estrecha con la ex primera dama. Por todo ello, me atrevo a anticipar, y humildemente recomiendo y espero, que Hillary Clinton elija al senador Tim Kaine como candidato a vicepresidente por el Partido Demócrata

Normas