Reestructuración bancaria

Las exigencias de Linde disparan las tasaciones

La banca eleva un 90% las valoraciones destinadas a tasar sus garantías inmobiliarias

Inmuebles en venta.
Inmuebles en venta.

La banca ha vuelto a poner en marcha el motor del negocio tasador español. En esta ocasión, sin embargo, el detonante es una nueva vuelta de tuerca a la regulación, que obliga al sector a actualizar el precio de sus garantías inmobiliarias para cumplir con las exigencias del Banco de España.

En concreto, según los datos publicados este martes por la Asociación Española de Análisis de Valor (AEV), que agrupa a las tasadoras responsables del 90% de la facturación del sector, el incremento de la actividad está muy relacionado con la entrada en vigor de la Circular 4/16 del Banco de España, por la que el gobernador Luis María Linde refuerza las coberturas por riesgo que deben hacer las entidades financieras. Un ejercicio que está obligando al sector a revisar el valor concedido a las garantías inmobiliarias de los créditos de su balance.

“Las valoraciones completas dirigidas a entidades bancarias por las garantías de sus préstamos dudosos o similares son el tipo de tasaciones que más ha aumentado este primer trimestre del año”, detallaban este martes desde la AEV, que tasaba este crecimiento en un 89% en el primer trimestre de 2016 frente al mismo periodo del año anterior.

Específicamente, el tipo de tasación que más se ha disparado es la que se lleva a cabo sin necesidad de una visita in situ, la realizada mediante modelos automáticos de valoración, que las entidades bancarias suelen solicitar especialmente en el caso de hipotecas sobre viviendas, que se resuelven básicamente con valoraciones masivas por el método estadístico.

Este tipo de valoraciones ha crecido un 63% en volumen y un 98% en valor, cerca ya de duplicar los resultados obtenidos en el primer trimestre de 2015. Las tasaciones por Internet, por su parte, han crecido un 47% en los tres primeros meses del año.

La nueva normativa contable que el Banco de España aprobó el año pasado para Sareb, obligando al banco malo a retasar toda su cartera, ya incrementó la actividad del negocio tasador el año pasado y sigue siendo una importante fuente de actividad para las tasadoras.

Más allá de las encargadas por la banca, el número de tasaciones llevadas a cabo por los socios de la AEV en el primer trimestre del año ascendió un 13%, hasta las 228.879, por un volumen total de 75.620, un 3,1% más que en el primer trimestre de 2015.