Inmobiliario

Realia vuelve a la construcción residencial tras la crisis

Sede de Realia.
Sede de Realia.

Realia proyecta retomar la promoción residencial, un negocio paralizado en los últimos años tras la crisis del ladrillo. Así lo avanzó ayer Gerardo Kuri, consejero delegado de la inmobiliaria, en la junta de accionistas de la sociedad.

“Vamos a volver a la construcción residencial. Estamos avanzando en varios proyectos en Madrid, Baleares y Barcelona”, adelantó Kuri a los accionistas. Realia está controlada actualmente por el magnate Carlos Slim a través de Inversora Carso, con el 30,3% del capital, e indirectamente también mediante FCC (donde es accionista de referencia), con el 36,9%.

El ejecutivo, el hombre fuerte de Slim en la inmobiliaria, señaló que primeramente decidieron sanear la compañía, refinanciando y reestructurando el pasivo. “Primero hemos resuelto el problema de la deuda y después volvemos a la senda del crecimiento”, señaló.

Las últimas promociones que Realia afrontó fue en 2010 y 2011, y se acabaron en 2013. Actualmente, el stock de la compañía, creada con los activos de Caja Madrid y FCC en el año 2000, es de unas 550 viviendas terminadas, un 76% son primera vivienda y el resto vacacional.

Realia dispone actualmente de 1,8 millones de metros cuadrados de suelo, uno de los mayores propietarios del país. “En el negocio residencial el precio del suelo parece haber llegado al mínimo, vuelve el crédito a las familias y ha aumentado la demanda de viviendas en algunas zonas”, señaló, a su vez, el también mexicano Juan Rodríguez Torres, presidente no ejecutivo de la compañía.