Mercado inmobiliario

Slim descarta repartir dividendo en Realia hasta reducir la deuda

Caixabank avala la operación por 257 millones

Inversora Carso no tiene planes de excluir de cotización a la inmobiliaria

Sede de Realia en Madrid.
Sede de Realia en Madrid.

La CNMV autorizó este miércoles la opa obligatoria de Inversora Carso sobre la totalidad Realia. La sociedad del magnate mexicano Carlos Slim, que ya controla el 30,3% de la inmobiliaria madrileña, lanzó la oferta de adquisición el pasado enero a un precio de 0,80 euros por acción.

En el folleto enviado a la CNMV, Carso admite que en tanto en cuanto no cambie la situación Realia “y se reduzca su endeudamiento financiero, no tiene intención de distribuir dividendos”.

Realia, que comenzó a cotizar en junio de 2007, solo repartió dividendos en sus dos primeros años en Bolsa. Esta empresa fue creada con los activos inmobiliarios de Caja Madrid (actual Bankia) y FCC, que actualmente mantiene más de un 36%de la compañía.

En los últimos meses, Slim ha reducido el pasivo de la compañía. En abril liquidó el último de los pagos de una deuda que ascendía a 802 millones. Por su parte, la división de patrimonio deberá afrontar el vencimiento en 2017 de 750 millones de un préstamo sindicado.

La opa de Carso llegó tras superar el 30,3% del capital, a pesar de que en principio la empresa mexicana adelantó que pediría la exención de esa obligación. Slim, de hecho, se encuentra también en un proceso de opa sobre la totalidad de FCC, el principal accionista de Realia. Además, el magnate ya ha sentado en el consejo de administración a hombres de su confianza, incluidos Juan Rodríguez Torres, presidente, y Gerardo Kuri, consejero delegado.

La empresa mexicana también avanza que no tiene interés de excluir de cotización a la inmobiliaria. En el folleto, asimismo comunica que afrontará la operación con sus recursos y que cuenta con un aval de Caixabank por 257 millones, el valor del 100% de la opa.

En principio, no se espera que FCC acuda a la opa, ni tampoco que haya una gran afluencia de pequeños accionistas, debido a que el actual valor en Bolsa es mayor.

El mercado asumió la noticia con una caída de la acción del 10,3%, desde los 1,1 con los que cerró la sesión del martes. El precio ofrecido por Slim supone otorgar una prima del 17% respecto al día en que se anunció la operación. La CNMV acepta los 0,80 euros, ya que es un valor superior al de los títulos adquiridos por Carso en los 12 anteriores meses.

Uno de los accionistas minoritarios, el fondo británico Polygroup había enviado una carta al regulador en el que aseguraba que la opa del empresario azteca infravaloraba “de forma muy significativa” los activos de la compañía.