Mercado de divisas

La libra pierde el miedo y suma cuatro sesiones al alza

La moneda británica se anota hoy una subida del 1,77% respecto al euro, su mayor alza desde el pasado 25 de mayo, cuando la permanencia de Reino Unido en la UE era favorita en los sondeos.

La libra pierde el miedo y suma cuatro sesiones al alza

La libra apuesta en contra del brexit. La moneda británica se ha sacudido los miedos al referéndum del próximo jueves en el que los ciudadanos de Reino Unido decidirán si se mantienen o no en la Unión Europea, pero también el futuro cercano de su divisa. Y es que las últimas encuestas que daban como ganador a la escisión, hicieron temblar a las Bolsas europeas y sumieron a la libra en un agujero, depreciándose un 4,19% respecto al euro y un 3,5% respecto al dólar.

Pero en las últimas sesiones la moneda sonríe de nuevo. Cuatro jornadas consecutivas de alzas han marcado el camino de la recuperación para la libra, que registra un ascenso del 2,87% en una semana decisiva. Los inversores ven cada vez más clara la permanencia del país en el seno de la UE y reflejo de ello fue la sesión de ayer, en la que la divisa británica se anotó una subida del 1,77%, la mayor desde el pasado 25 de mayo, al tiempo que se conocía la caída de las probabilidades del brexit en las encuestas.

Según diferentes expertos, el giro de 180 grados que se ha producido en las sensaciones de los mercados tiene su origen en el asesinato de una diputada partidaria de la permanencia en Reino Unido el pasado jueves 16. Los sondeos publicados ayer y a lo largo del fin de semana otorgan una victoria, aunque pareja, a la permanencia. Por su parte, las casas de apuestas, cuyos pronósticos son seguidos de cerca por la gran mayoría de las gestoras de fondos, elevan ahora las probabilidades del denominado bremain (juego de palabras entre el término inglés remain, permanecer y Britain) al 74% en Landbrokes y al 83% en William Hill.

“La incertidumbre de si Reino Unido se separará o no de la Unión Europea se ha asentado ya en la economía británica, por lo que esperamos una reacción asimétrica a lo que ocurra en el referéndum”, explica Daniel López de Argumedo, analista de Finagentes Gestión. Y es que el experto cree que el brexit provocaría un hundimiento de la libra de hasta el 10% mientras que si el divorcio respecto a la UE no se produjera, la revalorización de la libra quedaría limitada a un 3% o un 4%.

“El tema del brexit es más serio de lo que uno podría imaginar en relación a la libra. La divisa británica tiene un 5,2% del PIB de défict por cuenta corriente, por lo que tiene la imperiosa necesidad de atraer capitales”, analiza López de Argumedo que cree, sin embargo, que la lógica imperará en la votación y Reino Unido no abandonará la UE. “Es muy complicado captar capital con un entorno de incertidumbre como el que genera el proceso de escisión en el que está envuelto el país”, señala el analista, que considera que el brexit sería menos dañino si Reino Unido tuviese superávit en su balanza por cuenta corriente“como sí lo tiene la Eurozona”.

Por su parte, Martin Arnold, especialista en divisas del equipo de analistas de ETF Securities, ve una oportunidad de obtener una rentabilidad considerable apostando por la libra. “Hemos asistido a una reducción de la volatilidad, de forma similar a como reaccionó la moneda en los últimos días del referéndum de Escocia en 2014, por lo que creemos que hay valor para apostar en un cruce con el euro y el yen”, sostiene Arnold.

El analista considera que, si triunfa la permanencia, la divisa volvería al menos “a niveles de hace seis meses, lo que implica una subida del 5% respecto al euro y del 15% en relación al yen”. Pese a sus pronósticos, Arnold avisa de que la trayectoria de la libra no está ni mucho menos definida de aquí al jueves, ya que la volatilidad que aún se mantiene podría implicar fuertes movimientos inesperados.

Desde Ebury, compañía especializada en pagos internacionales e intercambio de divisas, los pronósticos vienen a reforzar la idea del comportamiento asimétrico de la libra. “Para calcular los movimientos de la divisa hemos extrapolado el único precedente histórico relevante, que es la salida de la libra del Mecanismo Europeo de Cambio en los 90, y estimamos una caída del 8% frente al euro si hay brexit y una subida del 4% si no se produce”, explica Enrique Díaz-Álvarez, director de riesgos de Ebury.

Desde la fintech consideran que la derrota del brexit debería permitir al Banco de Inglaterra subir los tipos de interés en el cuatro trimestre del año, lo que supondría el primer alza del precio del dinero en Reino Unido desde el comienzo de la crisis financiera global. “Esto favorecería que la libra mantuviera el ritmo de revalorización y cerrase el año mucho más fuerte”, concluye Díaz-Álvarez.