Telecomunicaciones

Zegona admite que la oferta de MásMóvil por Yoigo es más alta

El grupo británico contempla su adiós y señala que estudia otras operaciones en Europa

Reconoce que no pudo alcanzar un acuerdo con los minoritarios, ACS, FCC y Telvent

MásMóvil ya solo espera la decisión definitiva de los accionistas de Yoigo

Tienda de Yoigo.
Tienda de Yoigo.

El proceso de compra de Yoigo, el cuarto operador español de telefonía móvil, parece inclinarse hacia MásMóvil. En una nota de prensa, su rival Zegona señaló que logró alcanzar un acuerdo con TeliaSonera, principal accionista de Yoigo, dentro del periodo de exclusividad en las negociaciones, con un pacto en los términos y cubriendo la financiación de la oferta al 100%. No obstante, reconoció que las negociaciones con los accionistas minoritarios de Yoigo impidieron un acuerdo total.

Zegona explicó que la estructura accionarial de Yoigo es compleja y cualquier transacción requiere de un acuerdo con los cuatro accionistas: TeliaSonera con un 76,56% del capital, por un 17% de ACS, un 3,44% de FCC y un 3% de Telvent.

La compañía, que lleva suspendida de cotización más de tres meses en la Bolsa de Londres y no ha publicado ningún hecho relevante desde el 15 de abril, indicó que su consejo de administración ha sido notificado de la existencia de otra oferta interesada en adquirir Yoigo, en alusión a MásMóvil.

Zegona señaló que el nuevo interesado está dispuesto a ofrecer un precio más alto que lo que considera claro y razonable dado el estado del negocio, su disciplina de valoración y su política de retribución al accionista. “Sin embargo, esta oferta está todavía condicionada a la due diligence, un acuerdo total sobre los términos y la capacidad para asegurar financiación suficiente”, aseguró Zegona.

En el mercado se comenta que MásMóvil podría ofrecer en torno a 700 millones de euros por Yoigo, frente a los cerca de 550 millones de Zegona. En este sentido, fuentes del mercado señalan que los accionistas minoritarios de Yoigo se han inclinado por la oferta mayor, que es la de MásMóvil.

La firma británica, propietaria de la asturiana Telecable, explicó que dada la incertidumbre sobre la nueva oferta y su expectativa ante una mayor claridad a corto plazo, su consejo de administración “considera que en el mejor interés de los accionistas la empresa permanecerá comprometida con la transacción de Yoigo”.

Aun así, la firma abrió la puerta para un posible abandono del proceso. Zegona indicó que mientras analiza la progresión de su oferta por la operadora española, continuará evaluando “las muchas y atractivas oportunidades para posibles adquisiciones existente en el escenario europeo de las telecomunicaciones, los medios de comunicación y la tecnología”.

En estas circunstancias, MásMóvil ya solo espera la decisión definitiva de los cuatro accionistas de Yoigo. La teleco ha subido la presión durante los últimos días sobre Zegona, especialmente tras el anuncio del grupo británico del 1 de junio en el que comunicaba que el periodo de exclusividad en la negociación con Telia había terminado, sin cerrarse el acuerdo definitivo. A partir de ahí, los acontecimientos se han precipitado.

MásMóvil ha trabajado intensamente con el objetivo de cerrar la compra de Yoigo, logrando el apoyo del mercado. En un hecho relevante publicado el 8 de junio, la empresa comunicó que su junta de accionistas del 23 de junio votará una ampliación de capital de 230 millones de euros, propuesta por el accionista Neo Sky, y que se colocará entre inversores cualificados. La operación tiene como objetivo financiar la adquisición de Yoigo

En otro hecho relevante remitido al MAB seis días después, MásMóvil aseguró que inversores institucionales acudirán a la citada ampliación de 230 millones, para entrar en el capital de la empresa con unos porcentajes mínimos.

Con anterioridad, el consejo de MásMóvil había propuesto una ampliación de capital de 90 millones de euros, destinada a la adquisición de Pepephone, pero el cambio de escenario en Yoigo llevó al grupo a subir sus apuestas.

Telia celebra hoy su día con los inversores

El mercado está también a la espera de una posible respuesta de TeliaSonera sobre su decisión final en la venta de Yoigo. El grupo nórdico celebra hoy un encuentro con inversores en el que sus responsables podrían ser cuestionados sobre la presencia en el mercado español, que ha estado en revisión en varias ocasiones a lo largo de los últimos tiempos (en septiembre de 2014, la operadora escandinava reconoció que negociaba la posible venta con varios grupos, entre los que figuraba Jazztel).

La reunión con inversores de hoy, en cualquier caso, se va a centrar en Suecia y el resto de los países nórdicos, donde la teleco está centrando sus estrategias de crecimiento. En este sentido, TeliaSonera ha vendido buena parte de sus activos en el centro de Asia y el este de Europa a lo largo de los últimos meses.