Automoción

La industria de componentes para el motor alcanza niveles precrisis

Fabricante de puertas
Fabricante de puertas

La industria de componentes para la automoción en España roza los niveles récord de facturación que obtuvo en 2007, en los momentos más álgidos del sector del motor en España y antes de la crisis que hundió las matriculaciones en el país en un 50%.

Los fabricantes de equipos y componentes obtuvieron unos ingresos superiores a los 32.000 millones de euros el año pasado, según los datos presentados ayer por la Asociación Española de Fabricantes de Equipos y Componentes para Automoción (Sernauto).

Este dato representa un crecimiento del 8% frente a la facturación del año anterior y supone quedarse “muy cerca de los 33.000 millones de ingresos récord que obtuvo el sector en 2007”, afirmó el viernes la presidenta de Sernauto, María Helena Antolín. Este crecimiento estuvo motivado, fundamentalmente por el “mayor acceso al crédito y la financiación, la bajada de los precios del petróleo y las materias primas”.

Las compañías de este sector han generado en el último año unos 8.000 nuevos puestos de trabajo directos. Con este incremento, la industria concentra ya 205.000 empleos, un 4% más que en 2014, según los datos de Sernauto. La asociación aseguró que estas empresas representa “el 10% del empleo industrial de cinco comunidades autónomas”. “Si se tienen en cuenta los empleos directos e indirectos, la cifra asciende a 330.000 personas”, señalaron.

Paralelamente, un informe de la sección de Industria de CC OO señalaba esta semana que, si bien la creación de empleo “es una excelente noticia”, la industria de componentes para la automoción ha destruido 40.000 empleos desde que comenzó la crisis, “lo que significa que, a este ritmo, se necesitarán siete años para recuperar el tejido industrial perdido”.

El sindicato también señaló que se han destruido el 3,1% de las empresas del sector el año pasado.

Desde Sernauto, destacaron que se están haciendo esfuerzos para incrementar la productividad y la competitividad de las instalaciones fabriles pero recordaron que su objetivo marcado en la Agenda 2020 del sector es crear entre 30.000 empleos directos entre 2014 y 2020. “Ya se han creado 14.000 puestos de trabajo, lo que supone cubrir el 42% del objetivo marcado para alcanzarlos 220.000 empleos para 2020”, señaló la presidenta.

“Las personas que trabajan en nuestras empresas son un factor clave de éxito. Contamos con profesionales altamente cualificados que nos permiten mantener los altos niveles de calidad que nos exige el mercado”, afirmó Antolín.

En este sentido, los portavoces de Sernauto comentaron que “los ingenieros que tenemos con cuatro o seis años de experiencia son fichados por Alemania o Estados Unidos continuamente. Nos cuesta encontrar ingenieros”, señaló el vicepresidente de Sernauto, Emilio Varela.

Las empresas del sector destinaron 1.833 millones de euros durante el año pasado a incrementar y mejorar su capacidad productiva, un 1,2% más que el año anterior. Representa el 6% de su facturación total. Las inversiones en investigación y desarrollo supusieron un monto de 1.207 millones de euros, lo que representa una subida del 33,5% respecto del año anterior. Las empresas dedican, de media, un 3,8% de su facturación a estas investigaciones.
Internacionalización y exportaciones

Según los datos publicados por la asociación, las exportaciones de equipos y componentes se situaron en 18.900 millones de euros durante el pasado año, lo que representa una progresión del 7,5% al compararlo con 2014 y un 59% sobre la facturación total. “La industria de los componentes está presente en 35 países.

El 75% de nuestras exportaciones se dirigen a los países de la Unión Europea y después, a Estados Unidos, Marruecos o Turquía”, destacó María Luisa Soria, secretaria general de Sernauto.

Los responsables admitieron que el posible Brexit “intranquiliza al sector” por la “incertidumbre” que genera.