Fiestas
Faillares portando los troncos en llamas desde la montaña hasta la aldea de Isil en Lleida.
Faillares portando los troncos en llamas desde la montaña hasta la aldea de Isil en Lleida.

Por San Juan arde hasta Troya

Las hogueras iluminan la noche más corta del año alrededor de España.

Las más populares son las de Alicante, Menorca, A Coruña, Málaga e Isil.

Es un rito tan religioso como pagano. La noche más corta o el día más largo, según cómo se mire. El fuego aquí es el gran protagonista; ahuyenta las meigas, quema las fallas y los ninots, cumple deseos, purifica y celebra la ansiada llegada del verano.

La noche de San Juan, entre el 23 y el 24 de junio, es una fiesta de gran arraigo en nuestro país. La mayoría de las ciudades construye grandes hogueras en torno a las cuales la música, los bailes, los fuegos artificiales y la fiesta en general colman de ambiente y colorido el lugar.

Como se necesita bien poco para planear una escapada, y menos en estas fechas, le vamos a proponer algunos de los lugares más representativos para disfrutar de la fiesta de San Juan sin salir de España.

Nit del foc

Alicante
Palmera de fuegos artificiales ilumina el monte Benacantil y la marina de Alicante en la noche de San Juan. Spaincenter

Las de San Juan son las fiestas oficiales de Alicante y son consideradas de interés turístico internacional desde 1983. Su origen se remonta a los labradores alicantinos que aprovechaban el día más largo del año para recoger la cosecha.

Hoy, las fiestas de San Juan, o Sant Joan, en Alicante duran una semana. Sobresalen los actos de la plantá, en la que se montan las hogueras de cada distrito; la ofrenda floral, las cabalgatas y desfiles, donde no faltan las bandas de música y los bailes tradicionales, y las mascletàs, grandes espectáculos sonoros.

Lo que ellos llaman fogueres son unos impresionantes monumentos satíricos de madera y cartón. Cada uno de ellos está representado por una mujer y una niña que ostentan el título de belleza. La noche del 23 al 24 se produce la cremà. Desde el castillo de Santa Bárbara, una impresionante palmera de fuegos artificiales ilumina la ciudad y señala el inicio de la quema de las hogueras con las tradicionales tracas.

Jinetes en ciudadela

En Ciudadela, un caixer (jinete) encabrita a su caballo entre la multitud. ampliar foto
En Ciudadela, un caixer (jinete) encabrita a su caballo entre la multitud. Menorcaturism

La de Ciudadela, en Menorca, es de las celebraciones más llamativas y que más turistas atrae, especialmente de Cataluña y Mallorca. Se remonta al siglo XIV y los jinetes, o caixers, y sus caballos son aquí las grandes estrellas.

Al igual que en Alicante, las fiestas de San Juan en Ciudadela duran una semana. El día 23 se produce el Caragol des Born, donde los caixers cabalgan por las calles y encabritan sus caballos entre la multitud como símbolo de poderío y nobleza.

En el Caragol de Santa Clara, esa misma noche, los caixers pasean tranquilamente por el pueblo y van entrando en las casas. El día 24 tienen lugar los Jocs des Pla con las carotadas y la ensortilla que gustan mucho a los niños.

Noite de Meigas
Meigas, bandas de gaitas, muñeiras, gigantes, cabezudos y las playas del Orzán y Riazor. La Noite de San Xoan en A Coruña es de las más multitudinarias. Al atardecer del día 23, tras el desfile de las meigas y la colocación de la hoguera en el arenal de Riazor, los jóvenes copan el paseo marítimo para terminar en la playa donde levantarán sus particulares piras alrededor de la hoguera mayor. Tras el salto a la fogata, muchos se bañan en las aguas atlánticas como ritual de purificación.

Fallas pirenaicas
Isil (Lleida) es de los pocos lugares fieles a este curioso ritual, Patrimonio de la Humanidad desde 2015. Al caer la noche del 23, los fallaires bajan desde lo alto de la montaña portando troncos ardiendo y dibujando una gran serpiente de fuego hasta llegar al pueblo.

Al entrar en la plaza, donde arde la falla central, añaden sus troncos para formar una gran hoguera. Niños y mayores bailan los ritmos tradicionales alrededor de la falla.

Noche de júas

Desde el siglo XVIII se celebra la fiesta de San Juan en Málaga, donde además de las hogueras en las playas de la ciudad no pueden faltar las moragas (barbacoas) y los espetos de sardinas. Se les llama júas (judas) a unos monigotes de trapo y serrín que hacen alusión a temas actuales que buscan criticar y que se queman en las fogatas.

Como en A Coruña, la gente, tras saltar la hoguera y dejar atrás los malos recuerdos, se da un baño purificador en la playa y pide tres deseos.