Blogs por Alexis Ortega

Volvemos a "si, pero no".

Tras dos días de reuniones, los miembros del FOMC (Comité Abierto de Reserva Federal) decidieron mantener los tipos de interés oficiales en el 0,25-0,50% y aplazar así, la subida de tipos a próximas citas. En el comunicado oficial se parece constatar que los responsables del FOMC han detectado en últimos datos analizados una evidente desaceleración en el ritmo de mejora del mercado laboral que, no obstante, parece ser compatible con la idea de que la economía continúa emitiendo señales de fortalecimiento.

Incluso este mensaje de recuperación, tras la desaceleración a principios de año, es compatible también con que las previsiones de alzas de tipos para este año y los siguientes se han reducido. Seis de los 17 miembros del FOMC ven ahora sólo un subida de tipso este año frente a solo una previsión en esa dirección hace tres meses. El consenso para años posteriores también se ha alterado sustancialmente: ahora se esperan solo tres subidas de tipos tanto en 2017 como en 2018 cuando en el anterior informe (dot plot) se esperaban 4 para cada año. Además rebajó en un 1/4 de punto (hasta el 3,0%) su visión de largo plazo sobre dónde es apropiado que esté la tasa de los fondos federales, a la vez que indicaba que su política de endurecimiento monetario sería menos agresiva después de que termine el año. Con todo ello, situa los tipos de interés a finales del 2018 en el 2,5%, muy por debajo de los standares históricos.

El banco central de Estados Unidos rebajó su previsión de crecimiento económico para 2016 a un 2,0% desde un 2,2 %, y la de 2017 a un 2% desde un 2,1%. La previsión para el 2018 se mantuvo inalterada en el 2,0%. Las previsiones de la tasa de paro no se ve alterada sustancialmente en el 2016 y 2017 (4,7 y 4,6% respectivamente) y solo cambia, al alza, la previsión para el 2018 (del 4,5% al 4,6%). Por último, las previsiones para el PCE subyacente (medida preferida por la FED para el seguimiento de los precios) aumentan al 1,7% para el 2016 y el 1,9% en el 2017 (1,6% y 1,8% respectivamente en el anterior) mientras que nos e altera para el 2018: 2,0%.

El riesgo de un voto contrario en el referendun de la próxima semana sobre la permamencia del Reino Unido en la UE (que en las últimas sesiones bursátiles ha provocado importante pérdidas a los mercados) ha sido otro factor determinante en la decisión, lo que traslada a la reunión de julio (en caso de que no se confirmen los negros augurios de las últimos sondeos que parecen dar ventaja al "Brexit" frente al "Remain") todo el interés de los operadores. "(El Brexit) ...fue uno de los factores para tomar la decisión de hoy (...) podría suponer importantes consecuencias sobre los mercados financieros", aseguró Yellen en la rueda de prensa.

Con todo ello, la FED parece no haber logrado convencer a todos. Wall Street se giró en la parte final de la sesión, tras la reunión del FOMC. Pérdidas que se han prolongado en la madrugada en Asia (aderezado esta vez por la decisión de hoy del Banco de Japón de mantener su política monetaria) y que han sido compatibles con la caída del dólar y del precio del petróleo. El West Texas (WTI) bajó un 0,98% hasta 48,01 $/barril (quinto día de pérdidas) y el Brent (futuro vencimiento agosto) cayó un 2,02% hasta los 48,82 $/barril. Lo que llama la atención es el fuerte repunte del oro (+1,33%) que supera ya la barrera sicológica (que abandonó a mediados de agosto del 2014) de los 1.300 $/onza. Desde principios de año, el oro parece querer estar diciéndonos algo.

Igual se esta empezando a firmar el certificado de defunción de lo viejo.

Comentarios

SÓLO ESTÁN A GUSTO CON LA IDEA DE QUE UK SALGA DE LA UNIÓN EUROPEA LOS POBRETONES QUE NO TIENEN DINERO SINO TANGIBLES.- No en vano Jo Cox, partidaria del "Remain" en el referéndum separatista de UK, asesinada por un terruñista, vivía día a día sin estar poseída por bienes raíces y rodeada de pocas cosas materiales, en un barco que flotaba en el Támesis. Si UK saliera de la UE, como el euro es i-r-r-e-v-e-r-s-i-b-l-e (aparte de ser la mejor moneda del mundo, dado el potencial bajista del dólar norteamericano —cuya hegemonía mundial ya se mantiene por inercia con palillos—), los europeístas nos veríamos obligados a pasar al ataque contra UK. Serían ya demasiadas contradicciones internacionales. Se podría hablar de una Tercera Guerra Mundial de perfil bajo, con esta nueva "drôle de guerre", esta vez, de Alemania y Francia contra UK. ¿Y España? España lo tiene claro: está en Estrangulamiento Financiero Total Final y depende del euro como agua de mayo. En este sentido, si UK saliera del euro, nuestra idea es poner pies en polvorosa respecto de todo lo que huela a libra esterlina:- empresones españoles más expuestos (Santander —la cuarta parte de sus Resutados—, Iberdrola, Inditex —por las "himbersiones" inmobiliarias—, etc.); y- zonas turísticas españolas más "britanizadas". En una segunda fase, tendríamos que evaluar si la alianza UK-USA que acabaría produciéndose no nos obligaría a emigrar a Etiopía, donde está vivo el cristianismo en formato monofisita (los que creen que Jesús era como Superman). No obstante lo más razonable es el triunfo del "Remain" en el próximo referéndum separatista. Si así sucediera, hablaremos de varapalo para el conservadurismo terruñístico-tangibiliario y el proceso transicional (del Popularcapitalismo a la Era Cero) habrá dado un paso de gigante por las buenas —si triunfa el "Leave", el paso de gigante estaría dado de todas formas, aunque por las malas—. Nosotros, los estructuraltransicionistas, ganamos siempre, aunque sea vía CPM (Cuanto Peor, Mejor), por la sencilla razón de que no hay marchas atrás en la vida. Los perdedores, a lo sumo, pueden congelar los procesos históricos, aunque con costes enormes. En cualquier caso, pase lo que pase, el euro no va a morir, sino todo lo contrario. ¡Pero cuántas incertidumbres y de qué magnitud, Dios! A ver si pasa pronto este odioso 2016 y la inhumación del modelito popularcapitalista ochentero sigue su curso, con los mutilados menos resentidos y más resignados ante la firmeza y fortaleza de la nueva Era Cero. Este junio tenemos dos citas importantísimas, pues: el sí o no al Brexit y el sí o no al conservadurismo de derechas en España. Pero lo gordo está en noviembre: el sí o no al gil-y-gil norteamericano, con sus pisitos y siliconas. Aguantemos el chaparrón. Tomémosnoslo como un estertor de Satán. Tiempo de exorcismos. Gracias por leernos.
"Nosotros, los estructuraltransicionistas, ganamos siempre, aunque sea vía CPM (Cuanto Peor, Mejor), Nosotros, los estructuraltransicionistas, ganamos siempre, aunque sea vía CPM (Cuanto Peor, Mejor)"JAjajajajajaajjajjajajjajjjjjjjaaaaaajjjjjjaaaajjajajajajajaGxL
"Si UK saliera de la UE, como el euro es i-r-r-e-v-e-r-s-i-b-l-e (aparte de ser la mejor moneda del mundo, dado el potencial bajista del dólar norteamericano —cuya hegemonía mundial ya se mantiene por inercia con palillos—)"Todo en esta vida es i-r-r-e-v-e-r-s-i-b-l-e, no hay nada que se pueda rebobinar, una vez que has hecho algo no tiene vuelta atrás. Una vez destrozadas las economías nacionales no hay vuelta atrás, otra cosa muy distinta es la permanencia de la UE y el euro. Son estructuras viejunas, que dicen ahora, diseñadas en l guerra fría de los años 60 del SXX. No hay nada tampoco e-t-e-r-n-o y el euro, que es el contrapeso, la otra parte, del dóla, no durará. El euro es producto de la globalización USA y va a desaparecer con ella.GxL
Normas