Automoción

Daimler destina 7.000 millones a movilidad limpia

La compañía invertirá 14.500 millones en los próximos dos años en investigación y desarrollo.

Está desarrollando una plataforma de producción exclusiva para la fabricación de eléctricos.

El logotipo del fabricante automovilístico alemán Daimler AG. EFEArchivo
El logotipo del fabricante automovilístico alemán Daimler AG. EFE/Archivo EFE

La movilidad verde entra con fuerza en las compañías automovilísticas y Daimler ya ha presentado parte de la estrategia con la que se desarrollará en los próximos años. El jefe de Desarrollo Tecnológico y miembro del consejo de dirección de la automovilística alemana, Thomas Weber, explicó ayer que la compañía invertirá 14.500 millones de euros en los próximos dos años en investigación y desarrollo.

De esta partida, “la mitad se dedicará a la implantación de tecnologías verdes. Solo para el desarrollo de turismos, irán 5.400 millones de euros”, señaló Weber en una rueda de prensa celebrada ayer en Stuttgart. 

La primera consecuencia de esta inversión es que Mercedes Benz tendrá un modelo eléctrico en cada una de sus versiones de turismos “a medio plazo”. La automovilística está desarrollando una plataforma de producción exclusiva para la fabricación de automóviles eléctricos. No explicaron dónde se instalará esta producción.

El objetivo es vender más de 100.000 coches eléctricos al año al final de la década aunque Weber no hizo público cómo han ido las ventas en este segmento el año pasado.
“En un breve espacio de tiempo, Smart será la primera marca de automóviles que podrá ofrecer todos sus modelos a nivel mundial tanto impulsados por combustión interna como por baterías eléctricas”, aseguró el directivo en el comunicado.

Según la empresa, Mercedes-Benz lanzará proximamente el modelo GLC F-CELL, el primer coche 100% eléctrico con un recurso adicional híbrido de pila de hidrógeno. Los modelos con este sistema híbrido siete y ocho GLC Coupé 350 E 4Matic y E 350 E llegarán a los concesionarios este año. A partir del año que viene, el modelo S 500 E sufrirá una importante actualización para tener un funcionamiento “totalmente eléctrico, con una batería de iones de litio y una estrategia de funcionamiento inteligente optimizada”.

Pero el lanzamiento más esperado para la empresa en este campo tendrá lugar previsiblemente en el próximo Salón del Automóvil de París, en octubre. Será en ese momento cuando Daimler desvele el modelo exclusivamente eléctrico creado para competir con los vehículos de alto lujo de Tesla Motors. Weber aseguró que este nuevo prototipo tendrá una autonomía superior a los 500 kilómetros, la mayor del mercado hasta ahora. Estará a la venta antes de que acabe la década, si bien Weber no precisó el momento concreto.

“Ningún otro fabricante de vehículos ofrece una variedad comparable de vehículos eléctricos y soluciones de movilidad enchufable a las nuestras. Abarcamos desde los coches pequeños y urbanos Smart hasta los vehículos de alta gama de Mercedes o los autobuses, autocares y camiones que desarrollamos bajo la marca Fuso”, afirmó Weber.

Por mucho esfuerzo que la compañía tenga previsto acometer en la electrificación de sus modelos, la automovilística ya ha dejado claro que no cierra la puerta a ninguna tecnología disponible en el campo de la movilidad. “Nosotros nos centramos en la búsqueda de la eficiencia a través de la mejora de la tecnología inteligente y lo hacemos en todos los modelos de diésel, gasolina, eléctricos e híbridos”, detalló el alto directivo.

Así, la compañía lanzará una nueva familia de motores de gasolina en 2017, más eficientes así como un nuevo sistema de hibridación de los motores de combustión, de 48 voltios, que lo hace cuatro veces más efectivo que el anterior sistema.

Y añadirán a los motores de gasolina el filtro de partículas que actualmente es de uso exclusivo en los motores diésel. La nueva generación de estos motores, denominados OM 54, comenzaron a usarse en los modelos Clase E y “se introducirán a medio plazo en todos los modelos de turismo y furgonetas de la compañía, para incrementar la eficacia”.

Las emisiones de Mercedes-Benz han bajado en dos décadas de 230 gramos de CO2 por kilómetro en 1995 a los 123 gramos de CO2 actuales.