Mercado inmobiliario

Merlin cierra la compra del último 23% de Testa en manos de Sacyr

Ismael Clemente, presidente de la socimi Merlin Properties.
Ismael Clemente, presidente de la socimi Merlin Properties.

Testa ya es al 99,9% de Merlin Properties. A falta de los últimos flecos, la socimi pagará 317 millones de euros en los próximos días por el 22,7% de Testa todavía en manos de Sacyr. Esta última transacción, prevista en el acuerdo de adquisición de la filial inmobiliaria de la constructora, se adelanta unas semanas, ya que inicialmente el plazo establecía el próximo 30 de junio como fecha límite.

Hace un año, la socimi presidida por Ismael Clemente, anunció la adquisición de la filial de Sacyr por 1.793 millones, en el que se establecía un calendario de compras parciales durante un año, fundamentalmente porque las acciones de Testa servían como garantía en el préstamo con el que Sacyr compró un 20% de Repsol en 2006.

Sacyr esta obteniendo los consentimientos necesarios de sus bancos financiadores y ya ha alcanzado más del 80% de las aprobaciones, según informan a este diario fuentes financieras. En el otro lado, Merlin ha reservado en caja el montante a la espera de concluir este último tramo de la adquisición.

Merlin alcanzará un porcentaje de participación del 99,9% (el resto pertenece a minoristas) y pondrá en marcha inmediatamente la fusión de ambas compañías. Desde el punto de vista operativo, la integración entre los equipos las dos empresas es un hecho desde hace varios meses, por lo que está operación supone simplemente dar por terminado el proceso de adquisición, pero no conllevará cambio alguno en la operativa de las compañías.

En el primer tramo de la adquisición, en junio del pasado año, tomó el 25% del capital social de Testa al suscribir una ampliación de capital por importe de 431 millones. El 23 de julio, Merlin pagó 861 millones por otro 25,1%. Y apenas unos días después, en agosto, se hizo con un 26,91% adicional de la inmobiliaria. En la transacción final pagará 317 millones, según la información facilitada en anteriores presentaciones a analistas.

Merlin, cotizada en el Ibex 35 y dedicada al alquiler de inmuebles, obtuvo un beneficio neto de 49,1 millones en 2015, su primer ejercicio completo para esta joven sociedad de inversión inmobiliaria. La compañía ingresó 214 millones mediante el alquiler de su cartera de inmuebles, importe que casi cuadruplica el de 2014 gracias a la incorporación de los activos de la inmobiliaria adquirida a Sacyr.

La cartera patrimonial de la socimi presentaba un valor de 6.053 millones a final de 2015, según el informe de un tasador independiente, tras la compra de Testa.

Además, Merlin realizó el pasado diciembre una operación con 10 bancos para refinanciar la deuda de 1.700 millones provenientes de Testa. En abril, también lanzó una emisión de bonos por importe de 850 millones para reestructurar su pasivo.

En busca de un socio en el residencial

Debido a la compra de Testa, Merlin heredó una cartera de viviendas de alquiler procedentes de la antigua filial de Sacyr, un negocio que la socimi no está interesada en mantener.

Ismael Clemente, presidente de Merlin, adelantó en la presentación de resultados de 2015 que negocia con tres entidades la venta de esa cartera residencial proveniente de Testa, una operación que prevé cerrar este año y que se hará mediante una joint venture.

En cuanto a las viviendas, se trata de 11 activos ubicados en Madrid, San Sebastián y Toledo. Según las cuentas de 2015, esos activos están valorados en 288 millones y aportan rentas netas por valor de 5,6 millones anuales.

Merlin también se hizo en esta operación con diversos hoteles, una división que suma ya un valor de 397 millones. Aunque en principio no es el tipo de negocio de esta sociedad, Clemente aseguró en esa misma ocasión que no prevé desprenderse de estos activos en un plazo breve.

En los últimos meses, la socimi se ha centrado en adquisiciones para hacer crecer su negocio logístico, además de aumentar su presencia en Portugal.

Entre sus activos se encuentra una cartera de más de 880 sucursales del BBVA, edificios de oficinas en ubicaciones prime por valor de 2.189 millones y centros comerciales por 683 millones.