Mercado laboral

España necesitará pronto jóvenes inmigrantes cualificados

Las empresas no encuentran en los 2,47 millones de parados de menos de 40 años la formación que demandan

Además la población joven ha disminuido en casi tres millones desde 2008

Jóvenes investigadores trabajando en una empresa tecnológica.
Jóvenes investigadores trabajando en una empresa tecnológica.

En España hay 2,47 millones de parados menores de 40 años, de los cuales unos 800.000 no tiene ningún tipo de cualificación y solo el 10% de los que tienen más de 25 años está realizando algún curso. Además, existe una cantidad similar, inferior al millón de jóvenes desempleados que son licenciados universitarios.

Pese a esta bolsa de jóvenes parados, “existe ya un desajuste entre el talento que demandan las empresas y el de los jóvenes parados. Las compañías no están encontrando en los jóvenes lo que buscan y siguen optando por la experiencia de los trabajadores de mayor edad" ha asegurado hoy Raúl Grijalba, presidente ejecutivo de ManpowerGroup en España.

De hecho, desde 2008 hasta hoy el empleo de los jóvenes de entre 16 y 39 años acumula un recorte del 35%, frente a un aumento del 13% del número de trabajadores de entre 40 a 64 años. Esto refleja que, después de que la crisis se cebara en el colectivo de jóvenes, éstos tampoco se han visto beneficiados por la recuperación. Así se recoge el último Índice ManpowerGroup 2008-2016, elaborado por el catedrático de economía aplicada de la Universidad de Barcelona, Josep Oliver, el millón de empleos recuperados entre 2014 y el primer trimestre de 2016 lo han ocupado enteramente, en términos netos, los mayores de 40 años, mientras que los menores de esa edad han perdido 21.000 empleos durante la recuperación.

La falta de cualificación o una cualificación, que no es la demandada por las empresas es, por tanto la causa de esta situación. Pero Oliver va más allá y asegura que “aunque se aprovechara al máximo la recualificación de estos jóvenes parados, el “hundimiento demográfico” del colectivo hará que "hagamos lo que hagamos la demografía hará imprescindible la llegada de jóvenes inmigrantes, que a diferencia de lo ocurrido a principios de la década de 2000, deberán tener una alta cualificación”, aseguró Oliver.

Y es que a fecha de hoy hay casi tres millones de menores de 40 años menos que en 2008, un 17,5% menos, que solo se ha compensado en parte con un aumento de dos millones de mayores de esa edad, que han aumentado en dos millones de personas.

  • Perfil de los beneficiados por la recuperación

Dicho esto, el informe elaborado por Oliver desciende al detalle, por edades, de lo ocurrido al empleo de los menores de 40 años en la recuperación. En concreto, este catedrático de economía llama la atención sobre el hecho de que solo hay un grupo de jóvenes que sí se ha beneficiado algo de la recuperación desde el inicio de 2014: se trata de aquellos que tienen ahora entre 16 y 24 años. Éstos han visto crecer el empleo un 9,1%, frente a una caída del 2,6% entre los que tienen de 25 a 29 años; recortes del 4,3%, entre 30 y 34 años; y un aumento del 1,9% del número de ocupados de entre 35 y 39 años.

 Así, se podría decir que la 'generación perdida' para el mercado laboral tiene entre 25 y 35 años y está muy poco o muy cualificada en áreas que no demandan las empresas. Ante esto, Grijalba ha explicado que se requerirá una "doble recualificación" para formar, por un lado, a jóvenes sin ningún tipo de preparación para el empleo y, por otro lado, para adecuar la formación de los licenciados en actividades poco demandadas.

Pero ¿como son los jóvenes menores de 25 años que sí han encontrado un empleo en la recuperación? En este punto, el informe indica que son mayoritariamente, varones, poco cualificados e inmigrantes. De ahí que Oliver pidió esperar a ver si se consolida esta tendencia en la creación de empleo para jóvenes, algo que de ser así "no sería una buena noticia", ha dicho Oliver, porque no es el tipo de empleo que necesita una economía como la española, ha explicado.

 

 

Tres años más de creación de empleo

"Tendría que pasar una catástrofe internacional de gran magnitud" para que el empleo en España vuelva a frenarse de forma preocupante. Eso es lo que opinaba hoy el catedrático de Economía Aplicada de la Universidad de Barcelona, Josep Oliver. En su opinión, la agresiva política monetaria de tipos negativos del Banco Central Europeo y su compra masiva de deuda favorecerá crecimientos de la economía española de entre el 2,5% y 2,7% anuales en los próximos tres ejercicios. Esto supondrá la creación de cerca de 400.000 empleos más cada año hasta 2017. 

Por su parte, el presidente ejecutivo de ManpowerGroup en España, Raúl Grijalba, ha avanzado que los datos de nuevas contrataciones en los primeros días de junio, que maneja esta compañía de selección de personal, indicanque este mes será aún mejor que mayo, que marcó un record en el descenso del desempleo.