Siderugia

El acero español perdió 2.900 millones por la competencia “desleal” de China

Andrés Barceló, director general de Unesid. Cinco Días.
Andrés Barceló, director general de Unesid. Cinco Días.

“No queremos proteccionismo, lo que queremos es competencia leal”, así de contundente se ha mostrado Andrés Barceló, director general de Unión de Empresas Siderúrgicas, Unesid, en la presentación del informe Sostenibilidad de la industria siderúrgica española 2016.

 Con una reducción en el volumen de facturación de 2.949 millones de euros en 2015 respecto al año anterior, Barceló ha recalcado la necesidad de una mayor regulación en el sector. “El problema regulatorio es grave y hace que Europa no sea un destino atractivo para la inversión”, explica.

 Además, acusa al gigante asiático de “poner en riesgo los puestos de trabajo de la industria europea” a la par que pide un compromiso en un mercado global. “Cuando China demuestre que trabaja como economía de mercado, tendrá que declarar que es un competidor”.

 Por este motivo, el director reclama a las instituciones europeas que premien las actuaciones que se hace “más allá de la ley” y pide a la Comisión Europea la elaboración de un marco legal “predecible” y que no lastre la competitividad.

 Desde la asociación aseguran que es muy difícil competir con la industria china, por lo que la ventaja competitiva radica en la sostenibilidad de sus procesos de producción, así como la apuesta por una economía circular.

 Por su parte, Carola Hermoso, técnica medioambientales de Unesid, destaca la importancia de “una transparencia máxima en el proceso de elaboración de los productos”.

 La crisis económica y la caída del consumo son otras de las causas que han hecho mella en el sector español del acero, que estima cerrar 2016 con un volumen de facturación superior a los 14.000 millones de euros, muy por debajo de los 19.000 millones de 2009.

 Pese a esto, desde el sector se muestran optimistas aunque exigen la necesidad de un Gobierno para poder llevar a cabo las medidas necesarias. “Llevamos seis meses en parálisis” añadió. La industria siderúrgica española emplea a 60.000 personas y distribuye 1.460 millones en salarios.

Reducción de emisiones y sostenibilidad

Las empresas siderúrgicas han reducido la emisión de gases de efecto invernadero en 18 kilogramos por tonelada de acero elaboradas, según los datos difundidos en la rueda de prensa de ayer en Madrid.
De esta forma, el sector español invirtió más de 300 millones de euros en proyectos relacionados con la sostenibilidad económica de la industria.
A pesar de la “inmerecida mala fama” de la industria siderúrgica desde el colectivo subrayan “su compromiso con la sosteniblidad”. El 97% de los subproductos de la industria del acero pueden reciclarse.