Crisis política en Venezuela

González y Margallo alertan del riesgo de violencia en Venezuela

El ministro de Exteriores ha anunciado que propondrá a la UE la financiación de un programa humanitario para el país.

El presidente del PRISA, Juan Luis Cebrián; el expresidente del Gobierno, Felipe González; el ministro de Exteriores en funciones, José Manuel García-Margallo; y el economista venezolano, León Vicente; durante el acto este mediodía en la Casa de América, en Madrid.
El presidente del PRISA, Juan Luis Cebrián; el expresidente del Gobierno, Felipe González; el ministro de Exteriores en funciones, José Manuel García-Margallo; y el economista venezolano, León Vicente; durante el acto este mediodía en la Casa de América, en Madrid.

“Puede haber un caracazo, espontáneamente o por una provocación”, ha advertido hoy sobre la situación de Venezuela el ex presidente del Gobierno Felipe González en referencia a la revuelta contra las medidas económicas del gobierno de Carlos Andrés Pérez que estalló en la capital del país en 1989.

El que fue líder socialista ha participado en el encuentro Venezuela, una reflexión sobre el presente moderado por el presidente del Grupo PRISA, Juan Luis Cebrián, junto con el ministro de Exteriores en funciones, José Manuel García-Margallo, que ha anunciado que en la próxima reunión de Exteriores de la UE, que se celebrará el 20 de junio, propondrá la financiación de un programa de ayuda humanitaria para Venezuela, condicionado, ha afirmado, a que luego lo implanten coordinadamente el Ejecutivo y los opositores.

Ambos políticos han coincidido en advertir del riesgo de que el conflicto que enfrenta al Ejecutivo de Nicolás Maduro con la oposición, que controla la Asamblea Nacional, derive en enfrentamientos violentos en las calles. El ex presidente socialista ha resaltado la necesidad de que se establezca un diálogo inmediato que conduzca a la reconciliación nacional. En su opinión, el país “ya no tiene tiempo” porque vive una emergencia humanitaria. El desabastecimiento de alimentos y medicinas que asfixian a una población que sufre una hiperinflacción galopante y la encarcelación de políticos de la oposición tienen divido al país.

Los dos políticos han apoyado el referéndum revocatorio del Ejecutivo de Maduro que impulsa la oposición. “Este invento puede o no gustar, pero es un derecho constitucional que debe respetarse”, ha reconocido González, que ha apuntado como “perfectamente legítimo” que Podemos quiera “hacer la política bolivariana”, aunque él no esté de acuerdo. “Lo veo muy difícil, pero no me resigno porque no veo otra situación de salida”, ha agregado.

El diálogo, han admitido ambos, es tan “difícil” como obligatorio. “La crisis humanitaria puede derivar en un conflicto violento si no somos capaces de atajarlo. O se resuelve dialogando o de la forma más traumática”, ha asegurado Margallo, que ha resumido la posición del Gobierno de España en el conflicto: “Respeto a la Constitución, a los derechos humanos y a los derechos de los ciudadanos que quieren un referéndum revocatorio”.