Caso ITV

La fiscalía pide 5 años de cárcel para el hijo de Jordi Pujol

Se le acusa de tráfico de influencias, cohecho y falsedad documental

La Fiscalía Anticorrupción pide una pena de cinco años y dos meses de cárcel para Oriol Pujol Ferrusola -hijo del expresidente de la Generalitat, Jordi Pujol; exdiputado de CiU y exsecretario general de CDC-  por su supuesta implicación en la trama corrupta de las ITV en Cataluña.

En su escrito de conclusiones provisionales, los fiscales acusan al exdirigente convergente de un delito de tráfico de influencias, uno continuado de cohecho y otro continuado de falsedad en documento mercantil.

Anticorrupción también solicita que se multe a Oriol Pujol con 310.000 euros y que se le decomisen, junto a su esposa, la también acusada Anna Vidal, los 443.660 euros que supuestamente les pagó el empresario acusado Sergi Alsina en concepto de dádiva para que intercedieran a favor de sus intereses.

La Fiscalía considera probado que Oriol Pujol Ferrusola intervino "directa e indirectamente" en negociaciones para facilitar a los empresarios afines ganar el concurso de explotación de la Inspección Técnica de Vehículos (ITV), llegando incluso a "facilitarles el acceso al President de la Generalitat de Catalunya" (que entonces era Jordi Pujol, padre del acusado).