Ampliación de capital

¿Interesa acudir a la ampliación de Popular?

Desde el anuncio de la macroampliación, el 26 de mayo, sus acciones han sufrido un fuerte revés y retroceden un 20%.

Entrar en la entidad vía derechos o acciones resultaba igual de caro.

Ángel Ron, presidente de Banco Popular
Ángel Ron, presidente de Banco Popular

La volatilidad se ha apoderado de las acciones de Banco Popular subieron ayer un 5%. Desde el anuncio de la macroampliación, el 26 de mayo, sus acciones han sufrido un fuerte revés. En solo cinco sesiones, el banco se deja en Bolsa un 20,8%, pasando de los 2,11 euros por acción en los que cotizaba un día antes del anuncio a los 1,67 euros actuales. Este vaivén ha tenido su réplica en la evolución de los derechos, que tras caer un 1,8% el primer día de negociación y se disparan un 38,7%, hasta los 0,42 euros.

P ¿En qué consiste la ampliación puesta en marcha por Popular?

R El pasado 26 de mayo Popular anunció una ampliación de capital de 2.500 millones (la segunda en menos de cuatro años) con derecho de suscripción preferente para los accionistas. Una vez concluya el proceso la entidad tiene previsto emitir más de 2.000 millones de acciones, cifra que supone incrementar en un 90% el número de títulos en circulación.

P ¿Con qué opciones cuenta el accionista para acudir a la operación?

R Los que eran accionistas antes de que la entidad sorprendiera al mercado con el anuncio tienen derecho de suscripción preferente. Por cada acción corresponde un derecho y serán necesarios 14 de estos para recibir 13 acciones nuevas. El precio de los nuevos títulos será de 0,5 euros de nominal más una prima de emisión de 0,75 euros. Es decir, el precio de suscripción final es de 1,25 euros por acción, lo que a cierre del miércoles 25 de mayo, supone un descuento próximo al 32%. Las acciones de Popular prolongaron el jueves la tendencia alcista y cotiza en los 1,67 euros.

Pero los más conservadores puede que no estén interesados en acudir a la ampliación. En este caso basta con vender los derechos. Eso sí, su participación quedará diluida.

P ¿Qué vía es la más rentable para entrar en la entidad?

R Todo aquel interesado en acudir a la ampliación dispone de varias opciones. Si es accionista puede recurrir a los derechos y si su interés es incrementar su peso en el capital puede o bien adquirir los derechos de los que deshagan posiciones en el banco o recurrir al mercado para la compra de acciones. A precios de ayer al cierre, es igual de caro entrar en la entidad mediante la compra directa de acciones (el precio es de 1,67 euros por título) que por medio de los derechos. En este último caso, el inversor deberá pagar otros 1,7 euros por acción (abonará 5,88 euros por los 14 derechos y 16,25 euros por trece acciones nuevas) a cambio de no tener más acciones disponibles hasta el 27 de mayo.

P ¿Hasta cuándo cotizan los derechos de suscripción preferente?

R El 28 de mayo comenzó el periodo de suscripción preferente y el primer día de cotización de los derechos fue el lunes pasado.Estos títulos se negociarán hasta 10 de junio. Un día después concluye el periodo de suscripción preferente.

P ¿Qué opinan los expertos sobre la ampliación? ¿Es interesante acudir?

R Los analistas no terminan de ponerse de acuerdo a la hora de dar un veredicto. En lo que sí coinciden es en afirmar que la operación puesta en marcha permitirá eliminar las dudas sobre las necesidades de provisiones y de capital. A partir de aquí, todo lo demás son discrepancias. Algunos, como Nuria Álvarez, de Renta 4, consideran que, a pesar del elevado descuento, si finalmente se materializan las incertidumbres regulatorias, la estrategia del grupo sería positiva. “Creemos que los niveles a los que cotiza la entidad justifican una recomendación de acudir a la ampliación que reforzará de forma significativa su balance y rentabilidad” sentencia.

Desde Norbolsa consideran que la operación refleja el un escenario de desinversión de activos más difícil, que era una palanca de generación de valor para complementar los menores ingresos. La firma de análisis confía "en que le nuevo plan sirva para mejorar la calidad del balance y tomar posiciones en el sector". Los expertos de Norbolsa recomiendan mantener y ajustan el precio objetivo a 2 euros por acción.

Por su parte, otros como Jaime Díez, analista de XTB, desaconseja estar en Popular así como en el resto del sector ante las incertidumbres que provoca Reino Unido, Grecia y las dificultades que atraviesa la banca en un entorno de tipos bajos.

Asimismo, uno de José Ramón Iturriga, gestor del fondo Okavango Delta de Abante Asesores (el que más expuesto está a la entidad), considera que la solución adoptada por Popular es la menos favorables para el accionista, pero que, en última instancia, podrá poner "punto y final al déficit de provisiones". No obstante, considera que la ampliación será positiva y afirma su intención de acudir por las posibilidad de ganancias que ofrece la entidad. Además, subraya que la situación de Popular no es extrapolable al resto de bancos.

P ¿Cuál es el veredicto de las agencias de calificación?

R No solo los analistas han valorado la operación. También lo han hecho las agencias de rating. Fitch fue la primera en mover ficha al confirmar que mantenía la calificación en BB- con perspectiva positiva tras considerar que Popular contaba con potencial para reducir sus activos problemáticos. Por su parte, S&P siguió los mismos pasos al mantener el rating en B+ a largo plazo con perspectiva en positiva. Eso sí, la agencia advierte de la posibilidad de que esta última sea reducida a estable si el banco es “incapaz de fortalecer su posición de liquidez”, si su estrategia es más agresiva o si efectúa “modificaciones significativas” en el equipo de gestión o en su estrategia. La última de ellas, fue Moody’s que ayer repitió la jugada de las dos anteriores.