Se suma a Fitch

S&P mantiene la calificación a Banco Popular

Nuevos apoyos de las agencias de calificación a la ampliación de capital por 2.500 millones de euros de Banco Popular. Standard & Poor’s pone en perspectiva positiva a Popular, algo que ya hizo el martes Fitch.

Ángel Ron, presidente de Banco Popular
Ángel Ron, presidente de Banco Popular REUTERS

Nuevos apoyos de las agencias de calificación crediticia a la ampliación de capital por 2.500 millones de euros de Banco Popular, y a diferencia de los comentarios realizados un día antes, tanto Standard & Poor’s como parece que podría hacer hoy Moody’s (ya comentó el lunes su opinión positiva sobre la ampliación) ponen en perspectiva positiva a Popular, algo que ya hizo el martes Fitch.

S&P, así, confirma el rating en B+ y la perspectiva “positiva” sobre el banco que preside Ángel Ron. La firma valora favorablemente la mejora de los niveles de cobertura que el banco conseguirá en 2016, y que en la actualidad son del 38%, y quiere llevarlos al 50% según fija su plan estratégico, en línea con los niveles del resto de las entidades financieras españolas del sistema financiero. La firma también considera positivo el hecho de que el banco se enfrente de manera radical al esfuerzo de reducir el volumen de activos improductivos acumulados durante la crisis, y que ascienden a 27.000 millones, de los que pretende deshacerse de 15.000 millones. Su perspectiva positiva se apoya por un lado en la expectativa de la agencia de que el banco siga reequilibrando su perfil de financiación y liquidez; y ahora también incorpora la expectativa de que los niveles de coberturas convergerán con el nivel de los competidores y el stock inmobiliario decrecerá significativamente.

La opinión de S&P se suma así a la expresada un día antes por Fitch, agencia que ha decidido mantener el rating de Popular en BB- (grado de especulación) con perspectiva positiva tras el anuncio el jueves pasado de la ampliación de capital por 2.505 millones de euros. La perspectiva positiva refleja un potencial de subidas para las calificaciones del banco dentro de los próximos uno o dos años, o incluso antes, en el caso de reducir sus activos.

La agencia DBRS también considera positiva la inyección de capital del banco, pero no ha tomado acción sobre la calificación de la entidad.

Acción y derechos

La acción de Popular cerró ayer con una subida del 3,14%, que se suma al 0,63% del día anterior, aunque durante mayo el valor se ha dejado un 30,53%. Los derechos de suscripción, por su parte, cerraron con un alza del 39,13%, hasta los 0,224 euros, frente a la caída del 1,83% del lunes. Eso sí hubo una gran volatilidad.

Otro informe, pero en este caso de los analistas de Caixabank también mejora la recomendación de Banco Popular, pasando de sobreponderar a comprar, y ha situado el precio objetivo de las acciones en 1,9 euros, con un potencial de revalorización del 35% respecto a su precio de cotización actual.
En un informe al que ha tenido acceso Europa Press, Caixabank entiende que esta operación debería eliminar las dudas sobre la necesidad de provisiones y capital de la entidad. “Acelerar la limpieza del balance permitirá reducir notablemente el esfuerzo en provisiones e impulsar el beneficio a partir de 2017”, señalan. Insiste en que es “clave” que la entidad que preside Ángel Ron logre imprimir velocidad a las ventas de activos problemáticos para reducir su impacto en la rentabilidad del banco en términos de consumo de capital, costes de financiación y gastos de gestión.

La ampliación de capital de Popular parece que ha logrado despertar el interés de los inversores instituciones desde el primer día. Fuentes del mercado aseguran que los inversores ya han dado órdenes para sindicar unos 4.500 millones de euros, es decir, 2.000 millones por encima de lo que está fijado en la ampliación. La venta de títulos para minoritarios a través de la red tendrá en esta ocasión menor peso que en la realizada en 2013.