Balanza de pagos

El déficit por cuenta corriente se recorta un 18,7% hasta marzo

El déficit por cuenta corriente acumuló 1.300 millones de euros en el primer trimestre del año, lo que supuso un descenso del 18,75%

Se registraron entradas netas de capital por valor de 7.900 millones de euros

Vista de la fachada del Banco de España.
Vista de la fachada del Banco de España.

El déficit de la balanza de pagos por cuenta corriente ha acumulado 1.300 millones de euros en el primer trimestre del año, lo que supone haber reducido los números rojos un 18,75% en comparación con el mismo periodo del año anterior, según los datos que ha publicado hoy el Banco de España. Esta balanza mide las transacciones monetarias entre España y el resto del mundo.

Esta evolución, que mide en concreto las transacciones de bienes, servicios, rentas y transferencias de España en el exterior, es fruto de unos ingresos de 99.400 millones y unos pagos de 100.700 millones.

En el apartado de bienes y servicios, los ingresos en este periodo fueron de 84.200 millones, frente a unos pagos de 80.800, con un saldo positivo de 3.400 millones.

Dentro de éste, turismo y viajes tuvo unos ingresos de 9.200 millones y unos pagos de 3.500, un superávit de 5.800 millones que es el mismo del periodo enero-marzo de 2015.

Sin embargo, las rentas primaria (rentas del trabajo, inversión...) y secundaria (transferencias personales, impuestos corrientes, cotizaciones y prestaciones sociales...), tuvieron un desfase de 4.700 millones entre los ingresos (15.200 millones) y los pagos (19.900).

  • Déficit de financiación

Por otro lado, la economía española registró hasta marzo un déficit de financiación de 800 millones de euros, la misma cantidad del mismo periodo del año anterior.

Además, la cuenta financiera, que mide las transacciones en instrumentos financieros entre los residentes y los no residentes, acumuló en los tres primeros meses del año unas entradas netas de capital de 7.900 millones, frente a las salidas de 14.200 del mismo periodo del año anterior.

Esto es consecuencia de la entrada de capital en el epígrafe de otra inversión (préstamos, depósitos y repos) por un total de 20.100 millones, consecuencia de un aumento de los pasivos en el exterior por importe de 17.800 millones y de la disminución de los activos por importe de 2.300 millones.