A partir de 2018

La industria farmacéutica aprobará publicar los pagos individuales a médicos

La patronal Farmaindustria vota mañana jueves la aprobación de publicar cada pago a los profesionales, identificando nombre y apellidos en todos los casos.

Antoni Esteve, presidente de Farmaindustria.
Antoni Esteve, presidente de Farmaindustria.

La industria farmacéutica quiere dar un paso más sobre la transparencia de sus relaciones con los profesionales sanitarios. La asamblea de la patronal Farmaindustria votará mañana jueves en Barcelona respecto a permitir que se conozcan los nombres de los médicos a los que ofrecen pagos por colaboraciones, viajes o participaciones en congresos, según fuentes de la industria. Previsiblemente, las empresas presentes refrendarán esa medida.

El Código de Buenas Prácticas de la Industria Farmacéutica de 2014 ya recogió que las empresas deberán obligatoriamente publicar estos desembolsos a los médicos de manera individual. Una medida que las compañías comenzaron a aplicar en 2015, recabando toda la información de esos pagos. Pero este reglamento interno permitía que si el profesional no daba su consentimiento a publicar su nombre, los laboratorios deberían dar el montante de los pagos de forma agregada, por el total de los profesionales con los que trabaja, sin identificar a los médicos. Esta agregación, sin identificar caso por caso, se permitía por una supuesta vulneración de la protección de datos de los afectados.

Pero la Agencia Española de Protección de Datos publicó, el pasado 22 de abril y a petición de la patronal farmacéutica, un informe en el que se reconoce el interés para la ciudadanía de publicar los datos de forma individual, estableciendo que ya no será necesario que cada profesional firme un consentimiento previo. Desde ahora, bastará con que se informe de ello en los contratos y documentos que los laboratorios y los profesionales respectivamente firmen y que conlleven transferencias de valor.

Si la asamblea de Farmaindustria ratifica el cambio, las empresas deberán recoger obligatoriamente los datos individualizados a partir de 2017, por lo que se publicarán con este nuevo método en 2018. Para ello, se modificará parcialmente el código de buenas prácticas. Por tanto, todas las compañías adheridas a este reglamente interno de responsabilidad social deberán informar a los profesionales que los datos sobre los pagos serán públicos.

Esta información detallada, profesional por profesional, es una práctica habitual en Estados Unidos. Una forma de trabajo en la que diversos países europeos también se han adelantado a España.

Este tipo de autorregulación se puso en marcha en los últimos años para controlar malas prácticas entre los laboratorios, que dieran una imagen negativa del sector farmacéutico. La patronal cuenta con 189 socios, que están obligados a acogerse a este reglamento, además de otros laboratorios que se adhieren voluntariamente al código. Afecta tanto a empresas españolas como a multinacionales que operan en el país.

El código español especifica lo que denomina “transferencias de valor” a profesionales y organizaciones sanitarias. En el caso de los médicos, en ese apartado incluye colaboraciones en reuniones científicas y profesionales, por ejemplo en el pago de las cuota de inscripción en congresos, viajes y alojamiento de los beneficiados.

Otro de los puntos claves es el caso de los contratos entre los laboratorios y los profesionales para realizar algún tipo de servicio, habitualmente en la participación de una investigación o en la presentación pública de algún medicamento. En esta caso se informa de los honorarios pagados.

En el caso de la organizaciones sanitarias, se incluye las donaciones a este tipo de asociaciones médicas que prestan servicios de asistencia sanitaria social, humanitaria, de investigación, docencia o formación.

En el caso de estas asociaciones, también se debe informar de la colaboración en reuniones científicas (viajes, patrocinios, alojamiento). E igual que en el caso individual, también se debe detallar las transferencias por la prestación de servicios a los laboratorios, en concepto de honorarios y otros pagos.

Los primeros desembolsos se conocerán el 30 de junio

La industria farmacéutica está a punto de realizar una transformación radical respecto a la información de pagos a médicos y asociaciones de profesionales. Antes del 30 de junio, las 189 empresas de Farmaindustria publicarán por primera vez los datos de estos desembolsos.

Durante 2015, las compañías han ido reclutando los datos de estos desembolsos por viajes, congresos, alojamientos y contratos por prestación de servicios. A la vez, han ido solicitando permiso a los facultativos si querían que sus pagos fueran públicos, con su nombre y apellidos. Este procedimiento se hacía así por no vulnerar la protección de la identidad de estos profesionales.

Cada médico decidió el pasado año si quería que se le identificara o, por contra, prefería que sus desembolsos apareciesen agregados.

Así, los laboratorios publicaran antes de final del próximo mes esta información de diferentes formas: individualizada, agregando el conjunto de los montantes de los médicos con los que trabajan, o de forma mixta.

Algunas compañías ya trasladaron desde 2015 a los profesionales sanitarios que solo financiarían estas actividades si previamente aceptaban que se publicase su nombre y la cuantía. Este tipo de prácticas más exigentes han estado encabezadas fundamentalmente por las multinacionales, ya que seguían exigencias de sus matrices.

Otras empresas, sin embargo, han seguido lo que decía el código interno de 2014 de Farmaindustria, y han respetado el derecho a la protección de los datos de los afectados.

Se espera que durante la semana previa al 30 de junio los laboratorios publiquen en sus respectivas páginas web los datos de estos desembolsos.