Industria

Springwater cerrará Unipapel entre seis meses y dos años

Fábrica de Unipapel en Tres Cantos.
Fábrica de Unipapel en Tres Cantos.

El fondo de inversión Springwater plantea cerrar sus tres fábricas de España al menos seis meses, aunque podría llegar a dos años, además de los 109 despidos.

Así se desprende de la documentación que este fondo de inversión ha entregado a los sindicatos para justificar sus planes con la empresa, ha explicado a EFE el secretario de Acción Sindical de USO en La Rioja, Jesús Fernández, que participa en las negociaciones.

El fondo entregó ayer a los representantes sindicales su documentación y les informó de que pretende reducir su plantilla en un tercio de la actual, ya que de sus 329 trabajadores prescindiría de 109, de los cuales 77 salidas se concretarían en la planta de Tres Cantos (Madrid), 17 en Aduna (Guipúzcoa) y 13 en Logroño.

En las asambleas de hoy en las tres plantas, los sindicatos han detallado algo más la información de la empresa “dentro de lo poco que nos ha dado tiempo a ver en unas horas”.

La principal novedad estriba en que Springwater pretende aplicar tras el expediente de extinción de empleo otro de suspensión temporal de la actividad en las tres fábricas, por un periodo inicial de seis meses, que se podría ampliar hasta dos años, ha detallado Fernández.

En realidad, ha explicado Fernández, esa medida supondría para los trabajadores que queden en plantilla el poder tener algunos ingresos, por prestaciones por desempleo, después de acumular el impago de dos nóminas -una de ellas una paga extraordinaria- que en pocos días se convertirán, muy probablemente, en tres.

Está previsto que sindicatos y empresa empiecen a negociar el próximo martes 24, “aunque la empresa puede llevar a cabo sus planes con acuerdo o sin él”, ha asegurado el dirigente sindical.

“No obstante, vamos a intentar que no haya despidos, que se abone parte de la deuda y que se nos presente un plan de viabilidad”, ha detallado Fernández.

En la asamblea en la fábrica de Logroño los trabajadores han decidido hoy desconvocar la huelga que habían planteado esta semana, aunque no se había llevado a efecto.

En cualquier caso, “hay un desánimo muy grande”, ha subrayado Fernández, quien ha relatado que “hay trabajadores que no pueden aguantar mucho más sin ningún ingreso y que ya han tenido que empezar a hablar con los bancos por sus hipotecas”.

“Desde que Springwater compró la empresa”, ha explicado, “todo ha ido a peor y, aunque cada caso es un mundo, la gente ya no puede aguantar más”, ha concluido, en alusión a la llegada de este fondo de capital de Suiza a la empresa.

Unipapel es una compañía fundada en los años 1970 resultado de la fusión de tres fabricantes españoles de material de papelería, que dio lugar al Grupo Adveo en 2010, distribuidor internacional de producto de oficina y que cotiza en el mercado continuo.

En abril de 2014, el fondo Springwater Capital adquirió a Adveo la división industrial y sus marcas (por 16 millones de euros, según la información facilitada entonces) para continuar con su evolución industrial, por lo que Unipapel pertenece a Springwater Capital.

Menos de dos años después, las plantas de la antigua Unipapel empezaron a tener problemas de suministros de materia prima por una deuda con proveedores de unos 20 millones de euros, según datos de fuentes sindicales no confirmados por la empresa.