Banca

15.000 pequeños accionistas, atrapados en Unicaja hasta que debute en Bolsa

Los exdueños de deuda subordinada de EspañaDuero, alrededor de 15.000 particulares, se convertirán en accionistas de Unicaja Banco a finales de junio. Recibirán acciones que no cotizarán a cambio de sus bonos cocos, que han pagado desde 2014 un 20,8% anual. El debut en Bolsa de la entidad, pactado con Bruselas para el presente ejercicio, está en el aire.

Oficina de Unicaja.
Oficina de Unicaja.

Tras la tortuosa adquisición de EspañaDuero por parte de Unicaja, llega otro hito en el proceso que toca de lleno a los antiguos preferentistas y dueños de deuda subordinada de la caja castellana. La entidad malagueña está ahora controlada por la fundación Unicaja, que tiene el 90,8% de las acciones, mientras que los grandes inversores en los híbridos de la antigua Ceiss mantienen un 9,2% del capital.

El próximo 30 de junio se producirá la metamorfosis en acciones de los bonos contingentes convertibles (cocos) que Unicaja entregó a los bonistas particulares de EspañaDuero que acudieron al canje. Con este se consumó la compra de la entidad de Castilla y León.

La oferta fue aceptada por propietarios del 43% de los 803,5 millones de euros en bonos de EspañaDuero. El número inicial de particulares ascendía a unas 35.000 y los que aceptaron la propuesta de Unicaja rondaron los 15.000, según fuentes financieras. Esa será la cantidad de pequeños accionistas con los que contará el banco que preside Braulio Medel, quien dejará su cargo actual prácticamente cuando se produzca la conversión de los cocos, a finales de junio.

Los pequeños inversores de EspañaDuero que acudieron a la oferta de Unicaja sufrieron una quita inicial de entre el 10% y el 70% aplicada por la entidad castellana cuando en 2013 recibió la inyección de 604 millones del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB). La oferta de Unicaja implicó una quita adicional del 71%, si bien se ha compensado en parte ese descuento con la alta rentabilidad que se han embolsado gracias a los bonos cocos que les entregaron. Así, en abril de 2014, los pequeños inversores que aceptaron la oferta de Unicaja recibieron 49,3 millones de euros en cocos eternos, que pagan el 13,9% anual y otros 49,3 millones, que dan el 20,8%. Se han embolsado, por tanto, más de 34 millones en intereses.

604

millones de euros debe devolver EspañaDuero al FROB antes de enero de 2018. Unicaja Banco controla el 60,7% de la entidad castellana.

41,5
millones de acciones de Unicaja Banco se emitirán tras la conversión el 30 de junio de bonos ‘cocos’ en manos de exdueños de híbridos de EspañaDuero.

Los bonos más rentables serán, precisamente, los que sufran la metamorfosis a finales del próximo mes. Los otros solo se transformarán en capital puro y duro si la ratio de solvencia de la entidad cae por debajo de determinado nivel.

La ecuación de canje está fijada en una acción por cada 1,18827 euros. Esto es, los pequeños inversores recibirán 41,5 millones de acciones nuevas de Unicaja Banco. Estos controlarán alrededor del 4,5% del capital tras la ampliación, que dejará el número de acciones en 922,8 millones. Estos títulos tendrán derecho a recibir el dividendo correspondiente. De hecho, con cargo a 2015, Unicaja Banco repartirá un dividendo equivalente a 19 millones del beneficio neto individual, de 230 millones de euros. Esto implica un pay out (porcentaje del resultado neto destinado a retribuir a los accionistas) del 8,3%. La retribución por acción será por tanto de 0,02 euros.

Entre los compromisos adquiridos por Unicaja Banco con la Comisión Europea está que no repartirá más del 30% de su beneficio en dividendos hasta que comience a cotizar; a partir de ese momento el porcentaje podrá ser del 40%. Otro de los acuerdos es que Unicaja Banco cotice en Bolsa antes de que finalice el presente año para dar liquidez a los nuevos accionistas.

En esa eventual salida a Bolsa se podrían recaudar a través de una ampliación los 604 millones que EspañaDuero ha de devolver al FROB antes de 2018. El proceso está en el aire, aunque Unicaja ya ha fichado Rothschild y a los bancos colocadores de su eventual debut.