Coches eléctricos
Un Tesla en una calle de Beverly Hills
Un Tesla en una calle de Beverly Hills

Tesla acude al mercado para financiar el nuevo Model 3

La compañía necesita 2.250 millones de dólares para financiar el progreso de su fábrica de Nevada.

Fabricará 500.000 unidades al año en 2018

La revolución que supone para Tesla el nuevo Model 3 va a suponer un esfuerzo empresarial y financiero importante para la compañía. La compañía anunció el pasado 31 de marzo que lanza su primer modelo generalista, un coche eléctrico que costará alrededor de 35.000 dólares (31.232 euros), el Model 3. La fiebre se desató alrededor de este nuevo modelo, que no estará en el mercado hasta 2017 y se acumularon hasta 400.000 reservas en una semana.

Para hacer frente a estos pedidos y llevar a buen puerto su proyectada fábrica de vehículos y baterías en Nevada (EEUU), la empresa lanzó ayer 1.700 millones de dólares (1.517 millones de euros) en nuevas acciones propias. En un comunicado, la compañía afirmó que pretende vender 8,2 millones de títulos propios a un precio de 204,66 dólares, lo que supone recoger unos 1.670 millones de dólares del mercado.

La acción cotizaba a ese precio el pasado martes 17 de mayo. En la sesión del miércoles, los títulos de la empresa se revalorizaron un 3,5%, hasta los 211 euros. 

Hace un mes, Elon Musk, consejero delegado de Tesla, ya avanzó que la compañía necesitará un aporte extra de financiación, al dispararse las reservas del Model 3. Según lo proyectado por el consejero delegado, Tesla deberá lograr una financiación de al menos 2.250 millones de dólares (2.000 millones de euros), sobre todo para equipar las fábricas y lograr los proveedores de cara al Model 3.

La empresa acelerará sus planes de construcción de su fábrica en Nevada, de modo que esté preparada para sacar al mercado 500.000 unidades anuales en 2018, dos años antes de lo que tenían previsto. Tesla guarda, a fecha 31 de marzo, unos 1.440 millones de dólares en efectivo y activos líquidos, incluyendo una línea de crédito hipotecario.

El Model 3 saldrá a la venta a un precio de salida de 35.000 dólares, antes de impuestos y sin contar con las ayudas por coche eléctrico que las diferentes legislaciones de cada país tengan. La compañía sólo tiene dos modelos en el mercado, de alto lujo, el S, que cuesta 70.000 dólares (61.5048 euros) y el X, que se vende por 120.000 dólares (105.439 euros). Tiene una capitalización bursátil de 33.736 millones de dólares (29.642 millones de euros).

A la vez que sacan al mercado los 8,2 millones de acciones, Musk venderá alrededor de 2,8 millones de títulos suyos de Tesla, que le supondrán un ingreso de alrededor de 600 millones de dólares (535 millones de euros).

Esta necesidad de financiación llega cuando la compañía acaba de presentar pérdidas en Tesla. La automovilística perdió 280 millones de dólares en el primer trimestre de 2016, un 83% más que en 2015. El aumento de las pérdidas del fabricante de coches eléctricos se produjo a pesar que los ingresos subieron a 1.147 millones de dólares, un 22% más que en el mismo periodo de 2015. En el primer trimestre del año, Tesla entregó 14.810 vehículos y produjo 15.510 unidades, la mayor cifra en la corta historia de la compañía que produce exclusivamente vehículos eléctricos de lujo.
De los 15.510 vehículos producidos, 12.851 eran del Model S y 2.659 del todoterreno SUV Model X. Tesla reconoció que la cifra de Model X fabricados “fue insuficiente para cumplir nuestros niveles proyectados de entregas”.