Ajustes del sector

Liberbank prescindirá de 1.479 empleados, el 30% de la plantilla

Las salidas suman en total el 30% de la plantilla

Fachada de una oficina de Liberbank en Madrid
Fachada de una oficina de Liberbank en Madrid

Liberbank ha propuesto hoy a los sindicatos la salida de 979 empleados con bajas voluntarias y no traumáticas. Esta cifra, superior a la pensada inicialmente por los sindicatos, se suma a las 500 salidas que la entidad ya tiene en marcha en un plan de bajas incentivadas que puso en marcha en septiembre de 2015. En ese caso afecta a los nacidos antes de 1959 y que comenzaron a salir de la entidad financiera a finales de 2015. Ese ajuste, de carácter voluntario e individual, tiene un coste previsto de 100 millones, cifra que fue dotada en sus últimas cuentas.

De las 979 nuevas bajas, 170 corresponderían a Asturias, 216 a Castilla La Mancha este, otros 95 a Castilla La Mancha oeste, 198 a Extremadura, 116 a las zonas de expansión y 185 en Cantabria.

Los nacidos entre 1959 a 1960 tendrán las mismas condiciones que los 500 trabajadores incluidos en el plan de bajas voluntarias anunciado en septiembre del pasado año. El resto hasta llegar a los 979, unos 400 empleados, Liberbank ha ofrecido 30 días por año, con un máximo de 20 anualidades y un tope de 120.000 euros.

Tinajero compra 500.000 acciones

El inversor mexicano Ernesto Tinajero ha comprado 500.000 acciones de Liberbank por 462.000 euros, una operación que ha realizado a través de Aivilo Spain y que eleva a casi el 7,6% su participación indirecta en la entidad. Según consta en los registros de la CNMV, Tinajero adquirió a través de Aivilo Spain 300.000 títulos de Liberbank a 0,92 euros el 16 de mayo. Un día después, compró 200.000 acciones de la entidad a razón de 0,93 euros por título.

Las nuevas medidas de recorte sobre la plantilla se derivan de la implantación del plan comercial y de los planes de descarga operativa, que «supondrán la externalización de un buen número de funciones y tareas operativas y administrativas», según consta en la convocatoria de la reunión con los sindicatos.

Estas salidas suman en total cerca del 30% de la plantilla

Sin perjuicio del plazo de adhesión a las medidas establecidas, el plazo de ejecución, con carácter general, "será hasta el 30 de junio de 2017, y el acceso a las situaciones previstas en este apartado será en las fechas en las que organizativamente resulte posible y conveniente en función del avance de los Planes en marcha", explica la entidad.

De momento, lo que sí se ha explicado que del total de las nuevas bajas, 640 corresponderán a la red de sucursales de Liberbank, mientras que 332 salidas pertenecen a los servicios centrales de la entidad financiera, gran parte de ellos situados en Cuenca.

Liberbank puso en marcha en septiembre del pasado ejercicio un plan de bajas incentivadas, dirigido a los empleados nacidos en los años 1956, 1957 y 1958, al que se adhirieron los citados 500 trabajadores. Las condiciones aplicadas en este proceso fueron las del abono, hasta que el empleado cumpla 63 años de edad, de una cantidad mensual equivalente al 60% de su salario bruto fijo actual, sin aplicar las medidas de reducción de jornada y salario correspondientes al ERTE 2013 vigente, dentro de los límites de un mínimo del 75% y un máximo del 80% del salario neto que percibiría hasta los 63 años. El sindicato CSIF ha valorado de manera positiva el acuerdo alcanzado con la entidad, ya que se trata de una oferta “totalmente voluntaria” y beneficia a ambas partes.