Alimentación y bebidas
Manifestación en 2014 contra el cierre de Fuenlabrada.
Manifestación en 2014 contra el cierre de Fuenlabrada.

CC OO tilda de “irregulares” las readmisiones en Coca-Cola

A punto está de cumplirse un año desde que Coca-Cola Iberian Partners, la embotelladora de Coca-Cola en España, anunciara la reapertura del centro de Fuenlabrada, clausurado tras un ERE declarado nulo por la justicia. Ayer, CC OO tildó de “irregulares” las reincorporaciones que se hicieron para la puesta a punto de un centro logístico en la antigua fábrica.

Para realizar esta denuncia, la plantilla del centro madrileño se basó en un informe de inspección de trabajo que ellos mismos solicitaron. Juan Carlos Asenjo, portavoz de CC OO en la planta, criticó en una rueda de prensa que la lugar pasaba por ser “de excelencia muy innovador y desarrollado tecnológicamente, y que ahora solo tiene un trabajo que los empleados metan en cajas unas botellas vacías”.

La compañía explicó, por su lado, que el plan de inversión y transformación del centro se presentó en enero, poco antes de recibir la inspección de trabajo. Por ello, considera que todavía se encuentra en una fase de reforma hacia sus nuevas utilidades (logística e I+D). La empresa aseguró que durante estos meses ya se han solucionado algunos de los puntos que les solicitaba el documento al que ayer se remitieron los sindicatos en su denuncia.

Por otro lado, la compañía ha solicitado a la Audiencia Nacional una vista, que se celebrará el 24 de mayo, para terminar de pulir los flecos sueltos de la sentencia de nulidad del ERE que realizó en 2014.

En concreto, son tres los puntos que quiere llevar a la vista la empresa de embotellado de Coca-Cola, inmersa en pleno proceso de fusión en Coca-Cola European Partners. Estos son, intereses de los salarios de tramitación, el pago de pluses de nocturnidad y cambios de funciones o la devolución de las indemnizaciones cobradas tras las reincorporaciones.

En ninguno de los casos, aseguró la empresa, se pretende modificar las condiciones laborales de las reincorporaciones, como alertaron ayer los sindicatos. El grupo busca que sea la Audiencia Nacional la que decida sobre estas cantidades afectadas.