Telecomunicaciones

Moody’s: Telefónica buscará otro comprador para O2

Virgin Media, Sky y Talk Talk serán los principales candidatos

Afirma que se acelerará la consolidación fijo-móvil en Reino Unido

La agencia cree que el veto afecta a la calidad crediticia de todo el sector en Europa

José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica.
José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica.

Nuevas reacciones tras el veto de la Comisión Europea a la venta de O2, filial británica de Telefónica, a Hutchison, que hubiera supuesto la reducción de cuatro a tres del número de operadores móviles de red en el país. La agencia Moody’s ha publicado un informe en el que señala que el acuerdo fallido acelerará probablemente la consolidación fijo-móvil en Reino Unido “con Telefónica buscando un nuevo comprador para O2”.

La agencia de calificación cree que operadoras de banda ancha fija como Sky, Talk Talk y Virgin Media, controlada por Liberty Global, son los candidatos más probables para adquirir O2. De hecho, Liberty Global reconoció esta semana que estudiaría una posible oferta por la filial británica de Telefónica. Estas compañías deberían reforzar su posición frente a BT, que tras la compra de Everything Everywhere se ha fortalecido de cara a lanzar agresivas ofertas convergentes fijo-móvil.

Según Moody’s, una fusión entre estas compañías y O2 no tendría las mismas restricciones regulatorias que una integración entre dos operadoras de telefonía móvil, puesto que no supondría la desaparición de uno de los actores de este mercado, tal y como planteó la Comisión Europea para vetar la transacción con Hutchison.

En términos generales, la agencia de calificación cree que el proceso de consolidación en el mercado móvil en Europa se va a ralentizar por el aumento del miedo a las mayores limitaciones regulatorias. Para Moody’s, el colapso de la fusión de Three y O2 en Reino Unido es negativo para las operadoras de toda Europa en términos crediticios puesto que la consolidación es menos probable.

La firma indica que mientras que en el pasado la Comisión Europea aprobó fusiones de operadoras móviles en países como Austria, Irlanda y Alemania, en los meses recientes se ha mostrado contraria a estas integraciones. Esto es debido a que Bruselas cree que las propuestas de las compañías implicadas, entre las que figura el impulso de los operadores móviles virtuales (OMV) han sido inefectivas en términos de mantenimiento de la competencia.

De hecho, el acuerdo de Hutchison y Telefónica es el segundo que naufraga en Europa en poco tiempo tras la decisión de Telia y Telenor de descartar la fusión de sus filiales en Dinamarca por las condiciones impuestas por Bruselas.

Ayer, Moody’s rebajó de estable a negativa la perspectiva sobre Telefónica una vez conocida la decisión de Bruselas de vetar la venta de su filial británica O2 a Hutchison. La agencia de calificación, no obstante, mantiene el rating en Baa2. El cambio en la perspectiva refleja la expectativa de que la decisión de Bruselas de bloquear la venta de O2 retrasará los esfuerzos de desapalancamiento de Telefónica, mantenido unos ratios de endeudamiento más altos durante un periodo de tiempo más largo de lo esperado e incrementando los riesgos de ejecución.

De momento, Telefónica está analizando la nueva situación. José María Álvarez-Pallete, presidente de la operadora española, aseguró ayer en la junta de accionistas que la compañía ha abierto un periodo de reflexión sobre el futuro de O2. El directivo defendió el valor de la filial británica, que ayudará al grupo a mejorar la cobertura del dividendo y cubrir el servicio de la deuda.

En cualquier caso, las especulaciones sobre el futuro de O2 se han disparado en los mercados. Así, los gigantes del capital riesgo Apax Partners, CVC Capital Partners y KKR estarían estudiando una posible oferta por la compañía que rondaría los 10.000 millones de libras, según Sky News. A su vez, Financial Times apuntó que el ex consejero delegado de EE, Tom Alexander, estaría impulsando un acuerdo de grupos de capital riesgo para presentar una oferta.

Las acciones de Telefónica han cerrado la sesión del viernes con una subida del 1,52%, tras ganar en la jornada del jueves más de un 2,2%. Desde principios de año se dejan cerca de un 6%.