Cuatro pasos para preparar tus finanzas como autónomo

Cuatro pasos para preparar tus finanzas como autónomo

Prever cómo se financiará el negocio, llevar las cuentas personales y profesionales por separado y calcular la jubilación son algunas de estas claves

Ser autónomo conlleva una serie de ventajas, como ser tu propio jefe y organizarte por ti mismo. Sin embargo, entre las contrapartidas que exige esta actividad, se encuentra la necesidad de planificación, de organización y la constancia. Unas cualidades que se deben fomentar sobre todo en el ámbito financiero. De ahí que los autónomos tengan que acometer una serie de pasos para tener sus finanzas a punto cuando sean trabajadores por cuenta propia.

  • Financiación del negocio

Según indica Chris Weston en la publicación YFSMagazine, son muchos los empresarios que eligen sus propios fondos para arrancar una actividad laboral autónoma. Sin embargo, a menos que su inversión sea 100% segura, nunca es aconsejable destinar importantes grandes sumas de dinero propio en un negocio desde el principio.

Por el contrario, es interesante contar con un fondo de emergencia a mano. En este sentido, este experto recomienda a los autónomos calcular, al menos, los gastos de los seis primeros meses de vida del negocio, ahorrarlos y mantenerlos a mano, de modo que si en algún momento se necesitan se pueden utilizar.

  • Transacciones comerciales

La actividad autónoma ha de quedar separada de la vida personal. Es por ello que resulta importante ser capaz de diferenciar entre la empresa y los gastos personales, por lo que se debe mantener un registro de cada tipo de acciones. Para llevar a cabo este fin, nada mejor que crear una cuenta comercial totalmente independiente. De este modo, todo lo que quede incluido en dicha cuenta estará directamente relacionado con el negocio y ser considerado como un gasto de trabajo.

  • Impuestos

El trabajo autónomo no está libre del pago de impuestos, así como de las contribuciones al sistema de Seguridad Social. De ahí que en cada mes de ingresos se deba reservar una determinada cantidad al pago de estos tributos, que normalmente han de ser ingresados de manera trimestral.

  • Retiro

Aunque la vida laboral se prolonga a medida que pasan los años, nunca está de más planificar la jubilación y con qué dinero se va a disponer una vez que se deje de ser autónomo. En este sentido, conviene saber tanto la cantidad final que se desprende de la cotización al Régimen de Trabajadores Autónomos como si se ha contado con algún tipo de plan de pensiones privado y la cantidad de dinero que este ha generado a lo largo de los años.

Normas
Entra en EL PAÍS