Breakingviews

Da igual quién sea el alcalde de Londres

El candidato del Partido Laborista británico a la alcaldía de Londres, Sadiq Khan, durante un acto electoral.
El candidato del Partido Laborista británico a la alcaldía de Londres, Sadiq Khan, durante un acto electoral.

La elección del sustituto de Boris Johnson como alcalde de Londres da una pista sobre cómo soplan los vientos políticos en Reino Unido. En términos prácticos, sin embargo, no importa demasiado el ganador. El alcalde de Londres tiene poderes relativamente limitados. Los gobernantes de Madrid, Nueva York, Berlín y Tokio obtienen alrededor de un tercio o menos de su financiación del Gobierno central, mientras que Londres obtiene casi el 75%, según la Cámara de Comercio e Industria de Londres. Su oficina puede dar instrucciones sobre la ubicación de viviendas e infraestructuras, pero el Ejecutivo central tiene la última palabra en asuntos nacionales como la expansión del aeropuerto de Heathrow.

Lo que otorga el cargo es el llamado poder blando. Johnson tuvo un papel destacado en los Juegos Olímpicos de Londres 2012 y sus puntos de vista políticos lograban una gran difusión. Pero ninguno de los candidatos tenía su mismo perfil.

Puede que el déficit de vivienda en Londres sea el mayor desafío del nuevo alcalde, pero parece difícil que ninguno de los principales candidatos pudiera arreglarlo. Otra cuestión es si Londres es aún el lugar más atractivo de Reino Unido para realizar nuevas inversiones. Bancos como JPMorgan y HSBC han situado algunas operaciones en otras partes de Inglaterra, como Bournemouth y Birmingham. Si el alcalde de Londres pudiera recaudar impuestos locales con el fin de mejorar algunos de los efectos sociales indeseables de la expansión –como la Comisión de Finanzas de Londres ha defendido– podría haber un mayor control sobre esta dinámica.

[El laborista Sadiq Khan ganó las elecciones a la alcaldía de Londres celebradas el pasado jueves.]