Resultados trimestrales

Evo Banco a contracorriente: no entra en su ADN cobrar comisiones

Su objetivo para el próximo año es captar 300.000 nuevos clientes, y cerrar este año con 900.000 (ahora tiene 865.000

Fachada de la oficina principal de Evo Banco en Madrid
Fachada de la oficina principal de Evo Banco en Madrid

Evo Banco se ha fijado como objetivo para 2017 captar 300.000 clientes, que se sumarán a los 900.000 de este año. Esta atípica entidad ha entrado en beneficios por primera vez al ganar 23 millones, pero asegura que aún le costará mejorar esta cifra.

Evo Banco quiere ser una entidad diferente, no quiere parecerse a nada lo que hay en la actualidad en el mercado español. Ni siquiera quiere que se le compare con ING Direct, entidad que en principio podría asemejarse a Evo Banco al operar bajo el mismo concepto de pocas oficias y mucha actividad realizada por teléfono e internet.

“Queremos ser el banco que hace muchas pequeñas cosas. Nuestro futuro pasa por ser una entidad digital y que los clientes estén satisfechos. Queremos conseguir que nos conozcan por ser el banco de los micropasos”, explica su consejero delegado, Enrique Tellado. De momento, sus planes son muy ambiciosos. Pretende captar 300.000 nuevos clientes, prácticamente todos con nóminas, en 2017, que se sumarían a los 900.000 con los que prevé cerrar este año (ahora tiene 865.000 clientes). Evo Banco tiene unos activos de 4.000 millones de euros –Sabadell cuenta con unos activos de 208.628 y espera captar este año 600.000 clientes, Santander con la Cuenta 1,2,3 ha captado en 10 meses 320.000 nuevos clientes con este producto–.

Evo Banco cerró el primer trimestre con un beneficio después de impuestos de 23 millones de euros, con lo que la entidad entra en ganancias tras dos años de transformación estratégica, según explica la propia entidad. En diciembre de 2015 perdió 25,5 millones y un año antes, justo el primero del fondo Apollo como accionista, cerró con unos números rojos de 87 millones.

“Algunos bancos buscan crecer en balance a precios bajos. Es una patada hacia delante”

Tellado explica que el banco, con solo 49 oficinas tras cerrar 31 en menos de dos años, ha conseguido sus primeros beneficios tras dos años de transformación tecnológica. Evo Banco, de hecho, ha logrado desconectarse de la plataforma tecnológica de Abanca (antes Novagalicia, su banco matriz hasta 2013) para iniciar su propia andadura de forma independiente.

El beneficio del banco está impulsado por la realización de operaciones de tesorería y la venta de algunas sucursales. Sin estos extraordinarios, el resultado es de 4,3 millones de euros. El objetivo para todo el año, según ha explicado su consejero delegado, es llegar al cierre de año con un beneficio de 25 a 30 millones de euros. Pese a estos resultados, la entidad no tiene previsto repartir dividendo a su único accionista, el fondo Apollo, según el compromiso al que llegó este fondo de EE UU con el Banco de España, explican fuentes financieras.

El margen financiero de Evo Banco se eleva a 30,7 millones de euros y el ordinario a 34,9 millones, registrando un incremento del 48,3% y el 34,7%, respectivamente, sobre igual fecha del año anterior. El margen de clientes (rendimiento del crédito menos el coste del ahorro) puede ser el más alto del sector, al situarse en el 5,22%.

Tellado asegura que tras el lanzamiento este verano de una nueva aplicación el banco dará un salto cuantitativo y cualitativo. Afirma, además, que las incidencias producidas hace casi un mes en su portal y que provocó la queja de varios usuarios del banco por errores en su banca móvil o electrónica durante el primer día de la nueva plataforma online que ha estrenado, prácticamente no ha afectado a la operativa de los clientes, ya que podían seguir utilizando sus tarjetas y haciendo compras, con excepción del primer día, y de cuyas posibles incidencias ya se avisó a los clientes.

Tellado recuerda que Evo ya no hace publicidad y los clientes se logran por el boca a boca y 9 de cada diez clientes se declaran satisfechos en Evo tras seis meses de experiencia”.

Otro de los ambiciosos objetivos que se ha fijado Evo Banco, única entidad en España cuyo accionista es un fondo de inversión, es duplicar su tamaño en algo más de tres años. De hecho, pretende ser un banco muy distinto al actual en 2021. Su asignatura pendiente es ser eficiente. Su ratio de eficiencia es del 75%, y el reto es llegar al 35% en unos tres años. Puede ser por eso, por lo que Evo Banco ha ido menguando su tamaño en un año, para pasar de 1.100 empleados a unos 700 trabajadores en la actualidad, y de 80 sucursales a 49. Tellado explicó que, de momento, la reestructuración ha finalizado, aunque no descarta otro ajuste fino. “Podremos cerrar alguna oficina más en alguna zona y abrir en donde no tenemos presencia”, explicó.

El directivo explicó que ahora el producto estrella de Evo Banco es el crédito al consumo, frente a las hipotecas, como lo era inicialmente, aunque mantiene activa la financiación para la compra de viviendas. En breve lanzará, de hecho, una hipoteca a tipo fijo a cinco años, para pasar después a variable. Pese a ello, descarta entrar en la guerra de hipotecas y créditos para pymes. “Algunos bancos buscan crecer en balance a precios bajos. Es una patada hacia delante”, explica, para añadir que las hipotecas a euribor más 0,80% o créditos a pymes con un diferencial del 0,6%. “No es rentable”. El directivo también asegura que Evo Banco irá contracorriente ante la posibilidad de comenzar a cobrar por ciertos servicios. “Seguimos sin cobrar comisiones a los clientes. No lo vamos a hacer. El cliente no entendería que ahora le cobrases por darle ciertos servicios. Es una cabronada”, confesó. Tellado se desmarca así de la idea transmitida hace unas semanas por el presidente de la AEB, José María Roldán, quien anunció la conveniencia de cobrar por ciertos servicios.

 

 

Normas