Infraestructuras

OHL esquiva pérdidas en México al mantener su modelo contable

Salva su modelo contable sin reformular, pero la CNBV le obliga a una nota proforma

Entrada en la autopista elevada Viaducto Bicentenario, construida y operada por OHL México.
Entrada en la autopista elevada Viaducto Bicentenario, construida y operada por OHL México.

El grupo OHL busca dar carpetazo en México a la que sido su peor pesadilla. La operadora de autopistas OHL México publica esta tarde (hora española) los resultados auditados de 2015 y los lleva ante la junta ordinaria de accionistas mañana viernes. La misma información que durante meses puso en entredicho la Comisión Nacional Bancaria y de Valores mexicana (CNBV) atendiendo las denuncias de la pequeña empresa de recuento de tráfico Infraiber.

Las cuentas anuales consolidadas expresarán beneficios, pese al impacto en los peajes de la menor inflación en el país, pero no aparecerán los números rojos en los que OHL México se vería inmersa si al resultado se le resta la rentabilidad garantizada de las autopistas, tal y como ha defendido el regulador. La solución final pasa por que OHL mantenga su modelo contable y acompañe los resultados con información proforma recogiendo el citado requerimiento de la CNBV.

La pyme que ha puesto en jaque a OHL con duras acusaciones viene alertando a múltiples organismos, tanto mexicanos como españoles, sobre posibles fraudes tanto en la operación de las carreteras de peaje en el país norteamericano como en el traslado de esas operaciones a la cuenta de resultados. El supervisor bursátil arrancó su investigación en mayo de 2015 y hace justo un mes impuso una sanción de 71,7 millones de pesos a la empresa (unos 3,6 millones de euros) por la existencia de información y contabilidad “inadecuada” en OHL México, aunque el organismo no apreció ni dolo ni fraude por parte del grupo que preside Juan Miguel Villar Mir. Lo que no pudo hacer la CNBV es obligar a reformular la cuentas de la firma de autopistas.

El grupo está exento de presentar en España información proforma por su negocio en México

  • Interpretaciones dispares

La principal divergencia entre empresa y regulador está en la forma de contabilizar la rentabilidad garantizada en concesiones como Viaducto Bicentenario o Circuito Mexiquense, en las que OHL recupera su millonaria inversión, más un rendimiento prefijado, independientemente del comportamiento del tráfico. Para OHL México y su auditor, Deloitte, estas garantías deben recogerse como activo financiero por el citado derecho incondicional de recuperación de la inversión, mientras Infraiber y, posteriormente la CNBV, han tratado de que la empresa se apuntara las concesiones conforme al modelo de activo intangible, argumentando que no existe esa obligación incondicional de pago tal y como la recoge la norma Ifric 12.

OHL 0,60 -0,99%
OHL MEXICO 27,25 0,04%

Finalmente, OHL aportará cifras proforma, no avaladas por su auditor, restando las citadas garantías de cobro en México, que en su totalidad alcanzan los 3.000 millones de euros durante la vida de las concesiones.

Además de Deloitte, las otras tres grandes auditoras (KPMG, EY y PwC) han respaldado la tesis de OHL durante el proceso. Incluso la CNMV española ha supervisado la contabilidad del área de Concesiones sin poner tacha alguna en la reciente ampliación de capital por 1.000 millones sacada adelante por OHL. La firma queda exenta de presentar en España la citada nota proforma.

Un conflicto que permanecerá larvado

En el enfrentamiento entre OHL y la CNBV no hay, aparentemente, ni vencedores ni vencidos. La filial OHL México, en la que el grupo español controla el 56,4% del capital, ha salvado su modelo contable, con la salvedad de tener que presentar información proforma, y el regulador ha impuesto una sanción leve sin llegar a asumir claramente los argumentos de la compañía.

De hecho, OHL debería presentar una nueva práctica contable para recoger la actividad de sus autopistas en México que satisfaga a la CNBV, aunque el organismo no impone plazos. La situación se asemeja a una partida que acaba en tablas o, más gráfico, una patada hacia adelante al conflicto.

En todo caso, OHL ha venido defendiendo durante meses que la diferencia de criterio con la Bancaria no afecta al estado de flujos de caja de sus jóvenes concesiones. Y con este argumento, básico a efectos de valoración, ha tratado de tranquilizar al mercado. Analistas y agencias de calificación así lo han reconocido.

Tras cinco meses de análisis, la CNBV inició en octubre del año pasado un expediente sancionador contra OHL México por prácticas contables que afectan al Circuito Exterior Mexiquense, Viaducto Bicentenario, Autopista Urbana Norte y Supervía Poetas.

La empresa presentó alegaciones y encargó informes a las cuatro grandes auditoras en busca de respaldo a sus cuentas. El veredicto, sanción incluida, fue dado a conocer a finales de marzo: la CNBV hablaba de diferencias técnicas con la empresa y no apreciaba fraude. Eso sí, sancionó con 3,6 millones de euros ante la existencia de faltas leves. OHL firmó no conforme, pero ha eludido presentar recurso.