Repunte de la cotización tras el informe del regulador mexicano

OHL sigue la estela de su filial mexicana y sube más de un 4%

Las acciones llegaron a rebotar un 13% al inicio de la sesión

El vicepresidente de OHL, Juan Villar-Mir de Fuentes, durante la presentación a los analistas de los resultados correspondientes al cierre de 2015.
El vicepresidente de OHL, Juan Villar-Mir de Fuentes, durante la presentación a los analistas de los resultados correspondientes al cierre de 2015. EFE

Las acciones de OHL subieron ayer un 4,12%, siguiendo la estela de su filial mexicana que el martes se disparó más de un 10% en Bolsa después de que se conociera la sanción de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) del país que imponía una multa de 3,6 millones de euros por errores en la contabilidad de la inversión garantizada, pero descartaba la existencia de “fraude” alguno. Los títulos de la constructora llegaron a rebotar más de un 13% al inicio de la sesión. En concreto, llegaron a cambiarse a 6,22 euros por acción.

Tanto la filial mexicana como su matriz han experimentado sendos repuntes después de que el supervisor del mercado del país mexicano informase de la resolución con la que concluye la investigación que abrió a la compañía en mayo de 2015, tras aparecer informaciones sobre presuntas irregularidades cometidas en el país. En su resolución, la CNBV asegura “no haber podido determinar en las actuaciones de OHL México la existencia de dolo, fraude o impacto alguno contra el sistema financiero ni contra terceros”.

No obstante, el organismo detecta “diferencias técnicas” con la filial de OHL respecto a la forma de contabilizar las autopistas que gestiona en México, de computar su tráfico o de aportar al supervisor documentación para acreditar determinadas operaciones entre sociedades relacionadas.

Como resultado de estas “diferencias”, el organismo ha impuesto una sanción total de 71,7 millones de pesos mexicanos (unos 3,7 millones de euros) a OHL México, otras sociedades dependientes como OPI y ConMex, y a varios de sus directivos. En un comunicado, OHL destacaba que la resolución, “más allá de estas diferencias técnicas, demuestra que su actuación se ha ajustado en todo momento a la ley y que ha sido ajena a cualquier actuación corrupta”.

Infraiber, empresa que fue contratada para el conteo de los coches en autopistas mexicanas y cuyo contrato fue resuelto por el Gobierno mexicano, acusaba a OHL México de supuestos pagos a funcionarios para lograr concesiones e inflar ingresos, lo que el informe del supervisor descarta de plano.

OHL México, controlada al 56% por OHL, es una compañía cotizada titular de siete autopistas del país, cinco de ellas en explotación y en su mayor parte en el entorno México D.F. También participa en el aeropuerto de Toluca. Con esta subida, la mayor del Ibex 35, los títulos de OHL se intercambian a 5,716 euros por acción, encadenando una revalorización del 8,46