Debut en Bolsa

Cuatro razones por las que los fondos han entrado en Dominion

Mikel Barandiarán, consejero delegado de Dominion, Antón Pradera, presidente, y Jesús María Herrera, consejero delegado de CIE Automotive. ()rn
Mikel Barandiarán, consejero delegado de Dominion, Antón Pradera, presidente, y Jesús María Herrera, consejero delegado de CIE Automotive. ()

Dominion se estrenará mañana en la Bolsa de Bilbao una hora más tarde que Telepizza, a las 12.30 (hora peninsular española). La ampliación de capital por 150 millones ha sido más que cubierta al precio de 2,74 euros por acción, en la parte baja de la banda orientativa de precios, que iba de 2,6 a 3,2 euros por título.

La demanda ha supuesto alrededor de 1,5 veces el importe inicialmente calculado y se ha podido elegir a las mejores gestoras, especialmente españolas y británicas, señalan fuentes conocedoras de la marcha de la operación.

Así, Dominion ha cubierto también el importe de la opción de sobreadjudicación (green shoe, en la jerga) por el 15% de la oferta, equivalente a acciones valoradas en 22,5 millones. Del importe que recaudará, Dominion destinará unos 100 millones a crecer con compras.

La demanda española, a diferencia de Telepizza, ha sido decisiva en el éxito de la colocación, con alrededor de un 40% de las órdenes. Entre estos inversores aparecen dos gestoras que aparecen en el pódium español con participaciones significativas: Santander AM y BBVA AM. El 60% restante ha provenido de los fondos extranjeros, con especial relevancia de los que tienen presencia en la City londinense.

La valoración de salida de Dominion se situará en unos 450 millones de euros, en el puesto número 71 del ranking de capitalización de la Bolsa española, al nivel de Miquel y Costas.

El capital que cotizará libremente en el parqué de la filial de CIE Automotive será del 33,3%, aunque este porcentaje aumentará si finalmente se ejecuta la opción de sobreadjudicación del 15% que se guardan las entidades coordinadores de la operación: JB Capital, especialista en operaciones con compañías de mediano y pequeño tamaño, y Société Générale.

Fuentes conocedoras de la marcha de la colocación explican que en este caso los inversores cualificados han exigido un precio atractivo para participar en la salida a Bolsa, pero destacan cuatro razones por las que han optado por entrar en la operación. Primera, la calidad del equipo gestor, que está en el ADN de CIE Automotive.

Segunda, el modelo de negocio, centrado en mejorar procesos productivos y en su externalización, un área con amplia proyección en la actual coyuntura. Tercera, el éxito de la francesa Spie, con un negocio similar al de Dominion, una capitalización de unos 2.700 millones de euros y que salió a la Bolsa gala en junio del año pasado y que sube cerca de un 20% desde los mínimos que tocó a mediados de febrero.

Spie cotiza con un PER (número de veces que el beneficio por acción está incluido en el precio por título) de 44 veces el resultado de 2015, frente a las 26 veces de Dominion. La ratio de valor de empresa (capitalización más deuda) entre beneficio bruto de explotación (ebitda) correspondiente a 2015 de Spie es de 10 veces y el de Dominion, de alrededor de 11 veces.

El cuarto ingrediente de Dominion está en la visibilidad de su crecimiento y en su bajo endeudamiento, de 0,6 veces su ebitda correspondiente al año pasado. La compañía se da un margen para elevar su ratio de apalancamiento, aunque se compromete a dejarlo por debajo de las dos veces el ebitda en el medio plazo, y fuentes cercanas a la compañía destacan que tendrán que ver una oportunidad única para aumentar la deuda.

La filial, que permanecerá bajo el control de CIE, que retendrá más del 50%, facturó el año pasado 525 millones de euros, un 79% más que en 2014, y logró un beneficio bruto de explotación (ebitda) de 41,6 millones de euros. De ese importe, 174 millones procedieron de España, mientras que los 451 millones adicionales provinieron del extranjero. Su beneficio neto cerró en 18,4 millones, un 230% más que los 5,6 millones de 2014.

  • Negocio

Dominion ofrece soluciones hospitalarias, farmacéuticas, de servicios de instalación, mantenimiento y reparación de componentes industriales. El área de tecnologías y telecomunicaciones, que se centra en diseñar, instalar y mantener redes de telecomunicaciones fijas y móviles, principalmente en España y Latinoamérica, representa un 48% de los ingresos de la compañía.

El segmento de industria, centrado en ayudar a sus clientes en la gestión del uso de calor en procesos industriales, supone el 50% de su facturación, mientras que el 2% restante procede del área de energías renovables. Dominion destinará el dinero que se embolsará a crecer con adquisiciones. Incluso prevé endeudarse, puesto que su objetivo de ratio de apalancamiento, medido como deuda entre beneficio bruto de explotación (ebitda), se sitúa por debajo de las 2 veces, cuando ahora está en 0,6.

El grupo se propone elevar sus ventas a medio plazo hasta los 1.000 millones y abre la puerta a dar un dividendo a medio plazo de un tercio de su beneficio neto. CIE Automotive cotiza en entorno de máximos históricos con una capitalización de más de 2.500 millones. CIE se dispara más de un 1.700% desde los 0,85 euros por título a los que cotizaba en 2002.